Cómo cambiar tu vida en un segundo?

¿Cuáles son tus cadenas?

Las Hemorroides y su relación emocional

11-11-2017

Cómo dar el regalo perfecto?

aprender a recibir regalosEsta mañana en el programa del viernes hablábamos de los regalos y la importancia que tienen en nuestra vida.

Ya que se aproxima la navidad, una fecha para muchos de nosotros especial, quisimos tocar el tema y por ello lo traigo aquí.

Estamos acostumbrados a recibir todo tipo de regalos, sin duda hay algunos que nos agradan más que otros, algunos incluso nos llevan a esas emociones primarias que conectan con la frustración, con la decepción frente a la expectativa.

Quizá más que el objeto en sí mismo, un regalo nos recuerda el la sensación de amor, de cuidado, atención, dedicación. Detrás de un regalo hay un “entramado” de emociones.
Claro otra cosa es cuando se trata de un Bono regalo… Personalmente, no me gustan. Aquello que a primera vista puede parecer práctico, no siempre cumple su objetivo.

Es muy difícil que alguien, al abrir un regalo y encontrarse con un cheque / bono regalo se emocione, ya que es un regalo que esconde de algún modo una falta de interés; en general, todos justificamos esa pereza o desinterés con una falta de tiempo.

“Romperse la cabeza” para averiguar qué le puede gustar al otro es, en el fondo, muy reconfortante para el que lo recibe. Igual que el cuidado y la atención que ponemos al momento de entregarlo.

Cuando ninguno de estos ingredientes aparece en el menú, quitamos emoción, encanto, magia, esa que nos ilusionaba como cuando éramos niños y esperábamos a santa aparecer por la ventana.

¿Qué opinas?

www.alejandraleon.com

Estoy agotada!

Alejandra León Psicologia

 

Acabo de leer una frase que me hizo pensar en el cansancio, y ese afán que llevamos encima de llegar a todo y estar en todo.

Una incapacidad casi rotunda a a decir NO.
Yo estuve en un momento de mi vida así, cansada, sin tiempo, casi casi repitiendo el modelo establecido.
Trabajar el día, trabajar en casa, trabajar fines de semana… Desconectaba la compu de un lado para llegar a conectarla en casa… parecía que era ese modelo de mujer de éxito que se extiende cuando se tiene 20 años.

Y para qué?

Para terminar cansada!
No solo mi cuerpo,
En ocasiones tuve la sensación de que mi alma estaba igual de agotada.

Hasta que ese cansancio tomo forma de síntoma y me paralizó.

Esa fue la forma de comprender que mi “libertad” fue a la vez mi mayor cárcel.
La mujer que luchaba por tiempo, pero que se quedó sin tiempo.

Lo escucho a diario,
¡estoy agotada!
¡no llego!
¡necesito parar, pero no puedo!

Deja que te diga una cosa.
Claro que puede,
Claro que necesitas aprende a decir NO,
A cambiar prioridades… O a descubrir cuáles son las tuyas.
Puedes empezar a soltar, delegar, abandonar.
Es permitido y Sano.

También te digo,
Ello no siempre sienta bien afuera, en el exterior. Pero tú cuerpo y tu alma lo agradecerán cuando te tomes en serio el asunto de poder darte TU tiempo.

www.alejandraleon.com

Yo quiero ser feliz siendo yo misma

A %d blogueros les gusta esto: