Tengo miedo a hablar en público

Cómo te va cuando hablas en público?

Estas emprendiendo y no saber cómo mostrar tu producto, servicio.

 

Desarrollar habilidades pare hablar en público es una de las áreas que muchas veces aparcamos, bien por miedo, porque de niñas nos dijeron que no éramos buenas, que no lo hacíamos bien, porque en el colegio o el sistema educativo en el que nos educamos no procuraron el desarrollo de ese tipo de habilidad, porque de niña escuchaste frases del tipo “tu cállate” que quedaron grabadas en tu interior, etc… Razones podríamos numerar muchas, pero la idea no es quedarnos en ellas.

He estado en muchas clases, curso, presentaciones, eventos en los que es necesario hablar, exponer, presentar. Ya sea algo personal durante, un tema cualquiera en una clase, una presentación de trabajo o la venta de su producto o servicio. El punto es el mismo… Tengo que hablar …

Una de las cosas que debo reconocer en este tiempo de trabajo con mujeres, emprendedoras y a través de la formación en empresas, es que en este ámbito hay una constante “Tengo miedo a hablar“… a expresar mi opinión, a que se me escuche… y mucho más, miedo a hablar en público… y que decir cuando se trata de una sesión de networkin donde 30 ojos están viendo qué dices, cómo lo dices, de qué hablas..

El pánico puede caerte de sorpresa y ante estas situaciones los nervios se condensan, aparecen las caras largas, la voz que tiembla, esa necesidad interior de “que se abra la tierra”… deseo dee buscar rincones como para que nadie se entere de que estas allí.

Es recurrente escuchar en mis sesiones mujeres que saben un montón, que tienen creatividad, ingenio, son resolutivas… pero… lo silencian por miedo a ser juzgadas, a quedar mal, a que no se les escuche, miedo a decirlo, miedo en ocasiones a destacar.

Y si estas en una cita.. Aparecen preguntas del tipo: ¿Y yo, de qué hablo?. o ¿yo que voy a contar de mí?..

Recuerdo no hace mucho en una presentación de emprendedores latinos, una mujer que salía a mostrar su producto tenía 5 minutos para ello (bastante tiempo si hablamos de networking), el miedo le gano.. y las lágrimas inundaron sus ojos… la voz se le quebró y no pudo decir nada. Todos los que estábamos allí vimos la escena, algunos con asombro, otros con cierta compasión. Conclusión, esta mujer perdió 5 minutos valiosos que tenía delante de casi 200 personas para hablar de su producto (que por cierto, era muy bonito)

Después de salir de aquel evento, compartí lo vivido con algunas amigas con las que había ido, las conclusiones eran muy similares. Las mujeres necesitamos aprender mucho a mostrar lo que somos y sabemos, a expresar, a vender, a persuadir, a llegar al otro.

Después de aquel día, me propuse retomar mis espacios de formación, esos mini talleres en los que entre mujeres desarrollamos y compartimos saberes, habilidades, recursos y experiencias.

Te apuntarías al círculo de mujeres con estas características?

Te gustaría participar en mini talleres de desarrollo de habilidades?

Por qué mujeres?

Es una pregunta que me hace hasta mi esposo.

Podría explicarte ampliamente mis argumentos, pero básicamente porque mi trabajo de desarrollo personal está orientado por y para mujeres. Desde muy pequeña he visto a mi madre formar mujeres, enseñarles un arte para poder ser independientes, procurar en ellas un desarrollo para su vida, y de algún modo yo sigo su legado.

Creo que entre más herramientas y recursos tengamos en nuestra mochila emocional, tendremos mejores alternativas de empleo, salud y bienestar.

Y porque soy una convencida, que si nos apoyamos, trabajamos en conjunto, crecemos, creamos y co-creamos realidades nuevas para nosotras.

Ahora te pregunto

Has emprendido un proyecto, un negocio, un plan.

  • Estas en la etapa de darlo a conocer a otros y sientes que no sabes cómo hacerlo.
  • Sientes que no tienes capacidad de influencia
  • Cuando vas a hablar delante de otros o delante de un cliente, te pones nerviosa, te entra el miedo, Se te seca la boca, te bloqueas.
  • Quieres salir del bloqueo y ponerte en marcha, pero sientes que las excusas y miedos te paran.

Quiero que sepas que esto es más frecuente de lo que parece!! Te pasa a ti y a muchísimas mujeres de tu entorno.

Te gustaría participar en un mini taller de networking activo, donde además de repartir tu tarjeta (que es lo que se hace en muchos de estos espacios, aprendas técnicas eficaces para desenvolverte.

Ven a vivir la experiencia

  • Un taller vivencial
  • Juegos de rol playing
  • Feedback
  • Mejora
  • y creatividad

Inscríbete si estas interesa, muy pronto recibirás más detalles.

 

 

 

Nota: Recuerda que la confirmación de cursos, terapias y news letter puede llegar a través de tu correo SPAM. Para que no siga pasando es necesario que lo pongas como correo seguro

Alimentos para los chakras

chakras y alimentación.jpgPara algunos de nosotros (especialmente las mujeres)  existe una mala relación con la comida. La comida es energía así que si nos acercamos a ella con una nueva perspectiva, no entramos a pelear o a controlar en  calorías.

Desde muy pequeña he tenido una relación especialmente amorosa con la comida,  con lo que mi cuerpo necesita en cada momento, he aprendido a escucharlo en cada una de las etapas del mes. He encontrado muchas formas de relación que para mí han sido valiosos, ello no quiere decir que para todos.

Respecto al trabajo con los chakras, uno de mis puntos de referencia  ha sido el  trabajo Minich Deanna, autora del libro de Chakra Foods for Optimum Health, creo que no hay traducción al castellano. Ella ha  orientado su trabajo a   favorecer la función de cada chakra con los alimentos que consumimos.

Aquí tienes un pequeño resumen

Primer Chakra – raíz: proteínas, tubérculos, frutas rojas y vegetales, especialmente proteínas de origen animal), los tubérculos, hongos comestibles y medicinales, los alimentos de color rojo (manzanas, granadas, etc)

Segundo chakra –  sacro:  Grasas y aceites, el pescado (especialmente salmón capturados en su habitat natural), frutas tropicales, semillas, nueces, alimentos de color naranja (naranjas, mandarinas, zanahorias, etc)

Tercer chakra – plexo solar:  Hidratos de carbono (complejos), fibra, granos enteros, legumbres, alimentos de color amarillo (pimiento Amarillo dulce, lentejas amarillas, maíz, etc),
Cuarto Chakra – Corazón – hortalizas (verduras crucíferas como el brócoli en especial, la col rizada, el repollo y verduras de hoja verde), los brotes, los alimentos crudos, los alimentos ricos en clorofila, compuestos vegetales como los fitoestrógenos y los fitosteroles, todos aquellos alimentos de color verde.
Quinto -Garganta Chakra:  plantas marinas, sopas, frutas con mucha agua como el melón, jugos.


Sexta  chakra: Tercer Ojo
:  La cafeína, té, chocolate, especias, el vino, los alimentos de color púrpura-rojo (papas moradas, cebollas rojas, moras, arándanos, uvas negras, etc)

Chakra siete – corona:  alimentos puros de todo tipo, la luz del sol, el aire limpio / agua de la naturaleza.
Trabajando desde esta perspectiva, veras que cada uno de nuestros chakras nos pide algo diferente, acercarse a una alimentación integral y balanceada hace parte de un bien balance general.

 

 

Trabajar con este sistema es una buena forma de conectar con las necesidades de nuestro cuerpo en diferentes niveles, los problemas surgen cuando sentimos una carencia o necesidad relacionada con la función energética de un chakra en particular, y en lugar de comer alimentos que apoyan ese chakra, cancelamos o exacerbemos en alimentos. Según el estado de cada uno de mis chakras, abierto, cerrado, en equilibrio, en desequilibrio, bien aspectado, mal aspectado, podemos caer en sustituir o remplazar la emoción con comida.

Es lo que conocemos como  “comer emocional” – comer demasiados carbohidratos, dulces u otros alimentos de la comodidad en respuesta al estrés, la depresión, la ira, o para recompensar a nosotros mismos.

En este caso, en lugar de “comer emocional”, puedes orientar tu trabajo  a reconocer tus emociones, y a la vez hacer un trabajo con una  “alimentación de energía  equilibrada”  comer en respuesta a diferentes fuerzas energéticas o deficiencias.

Como mujeres es esencial además entrar en contacto con nuestros ciclos y necesidades ello suele resultar muy positivo para nuestra mente y nuestro cuerpo físico.

 

quieres conocer más

Quieres potenciar tus centros de energía.
Meditar entre mujeres
Te ofrezco un bello regalo.

 

 

Curso de meditación On line, desde la perspectiva de la Psicología de los chakras.Inscribete aquí

 

10 cosas que no sabías sobre la vagina

Por qué viajo sola si estoy casada

Taller Nutriendo a tu niño interior

sanacion-del-nino-interior-alejandra-leon

Puede que no todos hayamos experimentado un trauma o dificultades extremas, pero todos hemos experimentado malestar, miedo, dolor o daño en  mayor o menor grado. A menudo, estos dolores pasados se reflejan en nuestras circunstancias de vida actuales.

Ese ataque de depresión repentino, la ansiedad, los sentimientos de pánico, los pensamientos críticos, el lenguaje interior, los miedos a empezar algo,  problemas con la comida, el no poder disfrutar, entre otros. Todos  ellos están alojados en nuestro niño interior, porque esa parte de nuestra vida está allí, doliendo.. . no se ha curado y  quiere que tu lo sepas.

Quizá lo que aprendimos de niños fue  a esconder nuestras emociones, a limitarlas, a olvidarlas, hacer que no pasada nada y seguir. Muchos de estas emociones han estado viviendo con nosotros, las hemos guardado, las hemos protegido, pero con el tiempo se manifiestan de mil formas: comportamientos, síntomas, enfermedades, cambios de humor constante rabia, el miedo, la auto-sabotaje  y muchas formas más.

Se trata de un  Taller vivencial emocional dedicado a  encontrarte, sanar y reconciliar con tu niño.Es un viaje a la infancia, centrados en el aquí y el ahora;  desde el adulto que quiere sanar su bienestar emocional.

Recuerda que volver a establecer una relación con nuestro niño desde el amor y la comprensión es la mejor forma de sanar nuestra autoestima.

En este taller vamos a crear oportunidades para:

  •  Compartir y contar nuestras propias historias en un entorno seguro
  • Reconocer creencias fundamentales que nos impiden avanzar.
  • Movemos a través de nuestro miedo.
  • Aprender técnicas para liberar de forma segura nuestra ira y la tristeza.
  • Aceptar el  derecho a abrazar a todos nuestros sentimientos.
  • Nutrir y tranquilizar a nuestro niño interior.
  • Encontrar maneras de acceder a nuestros propios recursos internos.
  • Crear nuevas imágenes, curativas de nuestras familias.
  • La experiencia de los niveles profundos de amor y compasión por nosotros mismos y algo más… seguro

 

Detalles prácticos

 

Sábado 5 Noviembre en Madrid – Capital

Horario: 10:00 a 19:00 horas

Cupo limitado (15 personas)

Inversión 80€

 

Información e inscripciones  psycho.holistic@gmail.com – 610 95 78 40

Cerrando círculos

Reconocer el pasado con amor

A %d blogueros les gusta esto: