Mejor restaurante del mundo


 

Ayer en lanoche vi el documental  “Noma, en el punto de ebullición”  transmitido por TV española. La verdad estaba interesada, pues me apasiona la comida, las especias y aprender truquitos que pueden ser llevados a la cocina de mi vida, al trabajo en equipo y algunos tips aplicables a mis talleres.

Al inició del programa me asombró y quise quitarlo, puesto que no me gusta ver programas violentos, y menos antes de irme a dormir, pero me quede a verlo para poder analizarlo.

René Redzepi, gran cocinero del Noma y nombrado como mejor restaurante del mundo, muestra en este especial una cara poco amable y sobre todo maltratante con  todo su equipo de trabajo. Y pensé, si algún día tuviera la oportunidad de comer allí, seguro que me indigesta. Una cena preparada en medio de broncas, gritos, maltratos a quienes elaboran los platos, lo mínimo que debe tener es buena energía. Esperar tres meses, pagar unos cuantos euros, por algo que puede resultar energéticamente “veneno para la el cuerpo, no es la mejor de las cenas.

Todavía estoy sorprendida por los gritos y maltratos verbales que aparecen durante los servicios. Hay mucha tensión,  y sé que esto ocurre en muchas cocinas; sin  embargo,  sé de cocineros y chefs que manejan situaciones similares  de maneras menos agresivas,  y minimizan en lo posible el campo de batalla que se puede convertir una cocina en momentos de servicio.

Debe existir otra forma de trabajar, ya que ninguno  hemos venido a este mundo para dar o recibir  maltratos. Y presupuesto, otra forma de comer. Una comida hecha con manos amorosas, deseosas de que quien lo reciba le alimente, no sólo al cuerpo, sino también al alma.  Ya es bien sabido que la actitud  de quien esta cocinando  influye notablemente en el resultado final de los platos. Si al cocinar  la persona esta  nerviosa, tensa, enfadada, de alguna manera se transmite a los alimentos.

Y más allá  de los gritos y el maltrato, creo que es un documental  interesante para analizar  como contra-ejemplo temas de trabajo en equipo, calidad, resultados.

A nivel de trabajo personal, un buen modelo para analizar el Ego,  un ejemplo más de como se puede perder la razón cuando se pierden las formas.

Finalmente, creo que  como documental tiene riqueza. Así que valió la pena.

Anuncios

Publicado el 02/08/2012 en Un café con Alejandra y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: