Por cada mujer hay un hombre


pareja enfadada

Por cada mujer hay un hombre

Por cada mujer fuerte, cansada de tener que aparentar debilidad,
hay un hombre débil cansado de tener que parecer fuerte.
Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta,
hay un hombre agobiado por tener que aparentar saberlo todo.
Por cada mujer cansada de ser calificada como “hembra emocional”,
hay un hombre a quien se le ha negado el derecho a llorar y a ser delicado.
Por cada mujer catalogada de poco femenina cuando compite,
hay un hombre que se ve obligado a competir para que no se dude de su masculinidad.
Por cada mujer cansada de sentirse un objeto sexual,
hay un hombre preocupado por aparentar que está siempre dispuesto.
Por cada mujer que se siente atada por sus hijos,
hay un hombre a quien se le ha negado el placer de la paternidad.
Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o salario satisfactorio,
hay un hombre que debe asumir la responsabilidad económica de otro ser humano.
Por cada mujer que desconoce los mecanismo de un automóvil,
hay un hombre que no ha aprendido los secretos del arte de cocinar.
Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación,
hay un hombre que redescubre el camino a la libertad.”
Autor Anónimo
Tambien existe una versión invertida que me parece interesante exponer aqui.

Por cada mujer hay un hombre

 

Luis Bonino, Dani Leal, José Ángel Lozoya y Peter Szil
Por cada mujer cansada de tener que aparentar debilidad,
hay un hombre que disfruta de protegerla esperando sumisión.
Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta,
hay un hombre que aparenta saberlo todo porque eso le da poder.
Por cada mujer cansada de ser calificada como “hembra emocional”,
hay un hombre que aparenta ser fuerte y frío para mantener sus privilegios.
Por cada mujer catalogada de poco femenina cuando compite,
hay un hombre al que no le importa pisar a quien sea con tal de ser el primero.
Por cada mujer cansada de sentirse un objeto sexual,
hay un hombre que disfruta utilizando a las mujeres para su placer.
Por cada mujer que se siente atada por sus hijas e hijos,
hay un hombre que disfruta del tiempo libre a su costa.
Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o salario satisfactorio,
hay un hombre que se aprovecha del trabajo gratuito hecho en casa y que no mueve un dedo para reivindicar la igualdad de derechos laborales de la mujer.
Por cada mujer que desconoce los mecanismo de un automóvil,
hay un hombre que cuando llega en coche a casa tiene mesa y mantel puesto.
Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación,
hay un hombre que tiene miedo de perder su lugar privilegiado ante ella.
Por cada mujer que es víctima de violencia en el hogar,
hay un hombre que la ejerce y lo niega,
presentándose como víctima de las “provocaciones” o el “abuso psicológico” f
emeninos y muchos otros que miran hacia otro lado en un silencio cómplice.
Por cada mujer que confía en que los hombres quieren la plena igualdad de derechos,
hay cientos de hombres confiando en que “todo cambie un poco para que todo siga igual”.

Desde aquí mi invitación a promover en los espacios de encuentro entre hombres y mujeres, espacios formativos o de simple ocio,  una concientización profunda  sobre estas formas de ser o desarrollar la energía femenina y masculina.

En urgente REANIMAR LA TIERRA, remover estos modelos para descubrir lo femenino y lo masculino  desde una nueva visión. Siguiendo ls palabras de María José Arana“Re‑animar tiene que ver con ánima, con lo femenino, con aquello que está presente en todo ser humano, sea hombre o mujer, aunque evidentemente en diferentes proporciones. De la misma manera que ánimus está relacionado con lo viril, pero está también presente en todos los seres humanos. Ánimus y ánima configuran al ser humano y en definitiva a la Humanidad.
“Re‑animar la Tierra viene a sugerir algo así como una tarea de rescate que a la vez propicie una revitalización, un desarrollo distinto para que la Humanidad cambie y crezca espiritual y personalmente de manera nueva, cultive la interioridad y vigorice el amor, para que, en definitiva, así se plenifique. E incluso para que nuestra relación con el Mundo y la vida se modifique y sea diferente”.
Anuncios

Publicado el 11/09/2013 en SANACION FEMENINA y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Luis Arroiabe

    Por cada mujer hay un hombre, y para cada hombre hay una mujer, que en la fuerza del amor se unen para ser uno contra la adversidad y para disfrutar la felicidad. Por cada mujer hay un hombre con sus debilidades y fortalezas, y , por cada hombre hay una mujer con sus debilidades y fortalezas. AMO Y RESPECTO PRFUNDAMENTE A LA MUJER.

  2. Luis Arroiabe

    Por cada mujer hay un hombre, y para cada hombre hay una mujer, que en la fuerza del amor se unen para ser uno contra la adversidad y para disfrutar la felicidad. Por cada mujer hay un hombre con sus debilidades y fortalezas, y , por cada hombre hay una mujer con sus debilidades y fortalezas. AMO Y RESPETO PROFUNDAMENTE A LA MUJER.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: