Decálogo para la Mujer que Sana


mujer integrando

Esta mañana alguien me compartió un post llamado ” Los 10 mandamientos del patriarcado  que someten a la mujer”. Este tipo de artículos  no me gustan mucho, la verdad, pues están escritos muchas veces desde una perspectiva del dolor y la “comparación” constante con el genero masculino, y no desde una perspectiva de valorización y empowerment.

Así que decidí hacer una  versión diferente. Lo primero, quitando lo de mandamiento, que ya bastante limitante me suena la palabra y añadiendo mi toque personal.

Espero lo disfruten. 

 

  1. Integra tu cuerpo con tu mente y espíritu. Las mujeres tenemos la capacidad mágica y casi innata de usar nuestras diversas inteligencias y habilidades, al mismo tiempo que sentimos y actuamos. Ya se acabó el tiempo de estar escindidas (Por un lado la mente – por otro el cuerpo, por otro las emociones). Somos una sola.
  1. Tienes derecho a elegir y no por ello sentirte culpable. Puedes elegir entre ser mujer dedicada al trabajo afuera (en la oficina), mujer dedicada al trabajo del hogar, mujer madre, mujer no madre. Las dicotomías existen en el mundo, puedes compaginar, puedes tomar una opción u otra, el caso es que tienes el pleno derecho de elegir lo que deseas para ti.
  1. Juega tu propio juego. Eres la creadora del  juego de tu vida y tú decides como jugarlo. Muchas veces encontraras en el camino de la vida personas que quieran compartir tu juego, otros que lo  saboteen , algunos que amolden e incluso algunos que quieran que tu juego desaparezca. Es parte de la vida. Eres tú quien como mujer  decides los caminos que deseas tomar, negociar, re-negocias y adaptar para ser feliz contigo misma y con otr@s.
  1. Aprende a Escuchar tu cuerpo, tus necesidades físicas y emocionales. Poco a poco ve tomando más confianza para saber qué es lo que necesitas y quieres. Cuando logres conectar con contigo mismas, viene el siguiente paso. Comunícalo.
  1. Tienes derecho a decir NO. Es fundamental para tu autoestima y tu calidad de vida.
  1. Integra tu universo masculino y femenino. cuentas con los dos universos en ti. Así te resultará más sencillo potenciar uno y otro según lo necesites.
  1. Tienes derecho a ser feliz si eres madre. Puedes disfrutar y  gozar de la maternidad, la crianza,  el cuidado de tus hijos, la lactancia. Apóyate en otras mujeres que han experimentado la maternidad desde el disfrute, descubrirás que hay un modo nuevo de verte y sentirte sin dejar de ser TÚ. Tienes derecho a ser feliz si No eres madre. Es tu elección, tu libertad. Eres Mujer integra, no por el hecho de ser madre eres más o  menos mujer.
  2. Eres dueña de tu cuerpo, tu sensualidad y sexualidad. Tienes derecho a explorarte, vivirte, sentirte, reconocer tu cuerpo y decidir con quién lo compartes y de qué forma lo compartes. (Pareja, amante, compañer@)
  3. Comparte con otras mujeres  y permítete desde lo circular fortalecerte y alimentarte de otras como tú. Potencia la comprensión, la intuición, la magia, la paciencia, la cooperación, la contención, la creatividad. Evita la crítica y el maltrato a otras mujeres, la competitividad y la rivalidad. Nuestro ser  femenino nos invita a integrarnos, no a dividirnos
  4. Comparte tu sentimientos y pensamientos Si reprimes o callas lo que sientes, si niegas o quitas importancia a lo que ves, o no expresas lo que quieres estas limitando a tu ser y poco a poco esos silencios gritaran a través de tu cuerpo. Recuerda tu cuerpo grita lo que la boca calla.

Estoy segura que habrá muchas más ideas  que me encantaría tu pudieras compartir.   Recuerda,  si te ha gustado este post, compártelo con los tuyos  en Facebook, Twitter y Linked in.

Y tú, desde que enfoque quieres trabajar y desarrollar  tu ser?

Dejo aquí la versión original como punto de referencia para la reflexión.

LOS 10 MANDAMIENTOS DEL PATRIARCADO SOBRE EL CUERPO DE LA MUJER

Mandamiento del patriarcado número 1: No serás propietaria de tu cuerpo.Tu cuerpo no te pertenecerá. Tu cuerpo pertenecerá prioritariamente al macho dominante (tu padre, mientras eres menor de edad; tu novio, pareja, marido después). Tu cuerpo no podrá ser para quien tú quieras que sea.

Mandamiento del patriarcado número 2: Separarás tu cuerpo de tu mente.

No vivirás la unidad de tu mente y tu cuerpo. Vivirás prioritariamente en el mundo de las ideas, el intelecto, no te harás cuerpo, no serás también cuerpo. No darás de amamantar mientras ejerces una función intelectual. Una cosa o la otra. Las dos juntas, no.

Mandato del patriarcado número 3: No lo tendrás todo.

No tendrás derecho a tenerlo todo. Habrás de elegir siempre en la eterna dicotomía: madre o mujer. Unificar estos dos aspectos sera una provocación. Si eres madre y quieres ejercer, habrás de abandonar tus actividades profesionales. Si deseas ser una trabajadora, priorizarás tu trabajo sobre todo lo demás. Si eres madre, no tienes derecho a ocupar un espacio público.

Mandamiento del patriarcado número 4: No jugarás tu propio juego. Eso será considerado insultante. Habrás de amoldarte a lo que los demás piensen. Los caminos están diseñados perfectamente y no podrás salirte de ellos. Cualquier desviación será considerada una provocación.

Mandamiento del patriarcado número 5: Obedecerás a los poderosos y someterás a los débiles. No se admitirá bajo ningún concepto la resistencia a la autoridad (hombres mayores, hombres, expertos, profesionales colegiados, madres más experimentadas, representantes de movimientos…)

Mandamiento del patriarcado número 6: No serás feliz si eres madre. La mujer no debe gozar con la maternidad, con la crianza, con la entrega de su cuerpo al hijo, con la lactancia… la madre tendrá que sufrir, sentirse sobreexplotada, expoliada, sobrepasada, reprimida…

Mandamiento del patriarcado número 7: Tu sexualidad estará al servicio del macho. Tu sexualidad se referirá únicamente al coito y tendrá una funcionalidad falocéntrica. No considerarás como parte de tu sexualidad, el embarazo, el parto y la lactancia.

Mandamiento del patriarcado número 8: Serás la guardiana del patriarcado. Señalarás con el dedo a las hermanas: las censurarás, las criticarás con saña, jugarás sucio contra ellas… mantendrás a las otras mujeres dentro del espacio reservado para ellas. Competirás. No colaborarás.

Mandamiento del patriarcado número 9: Entregarás tus hijos al patriarcado. Los educarás de acuerdo a estas leyes y perpetuarás de esta manera la jerarquía y el orden establecido.

Mandato del patriarcado número 10: Considerarás tu cuerpo impuro. Te avergonzarás de tus fluidos y negarás tu biología. Normalizarás la enfermedad y medicalizarás tus procesos naturales.

 

Anuncios

Publicado el 03/08/2014 en SANACION FEMENINA y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: