El dolor viaja a través de tu memoria ancestral


Una interesante reflexión entorno a lo ancestral, las mezclas entre culturas, los orígenes.

 

Aunque muchos tenemos claro que somos 50% papá y 50% mamá, aún muchos padres señalan con dolor que el reconocimiento hacia ellos es mínimo comparado al que se les brinda a las madres. Tristemente esta es una verdad presente en muchas familias… ¿Cómo empezó esto? ¿Qué ocurrió con los padres dentro de las familias? ¿Cuál es la dinámica que se oculta tras esta situación? la respuesta está presente en nuestra historia…

 

Hace más de quinientos años, los  ancestros españoles salieron de sus tierras en busca de aventuras, poder, grandeza y nuevos territorios, dejando atrás a su familia y sus relaciones.

 

Llegaron a estas tierras para ellos desconocidas y se encontraron con una raza poderosa, aunque pacífica, que se alimentaba de maíz, yuca y rituales. Estos indígenas que fueron obligados a trabajos forzados iban muriendo poco a poco dejando solas a sus familias, y algunos que se sublevaron y pelearon, de igual modo se encontraron con la muerte, dejando viudas a sus mujeres y huérfanos a sus hijos.

 

Nuestra tercera raíz viene de la raza negra, los esclavos africanos que de manera cruel fueron arrancados de su África, tierra llena de magia y respeto ancestral, dejando desoladas a sus familias para ser explotados en unas tierras desconocidas, donde hicieron trabajos forzados sin ningún tipo de derecho, hasta morir sin ver nunca más a ningún miembro de su familia.

 

 

 

Algunas de las preguntas que puedes hacer revisando tu historia familiar o los ancestros paternos.

 

¿Qué secreto o  dolor viaja a través de tu memoria ancestral?

¿Existe algún tipo de lealtad invisible en tu familia?

¿ Hay miembros excluidos en tu sistema familiar?

¿Hay historias que se repiten de una generación a otra?

¿Qué herencias emocionales, físicas o psicológicas logras identificar en tu familia?

 

La sociedad actual ha hecho de los hombres niños eternos y en el mejor de los casos, adolescentes perpetuos. El trabajo de todos debe dirigirse  a la sanación de estos patrones, los esquemas ancestrales, los miedos a lo masculino y femenino.

 

Fuente principal : Karina Pereyra
 
Anuncios

Publicado el 07/10/2014 en Constelaciones Familiares, REGRESIONES, TERAPIA DE VIDAS PASADAS y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: