12 maneras de demostrar amor


Esta mañana leía este post, que me pareció interesante. Más allá de una mirada netamente romántica, considero que los aspectos que toca son esenciales cuando hablamos de un amor basado en el respeto de cada uno de los miembros de la pareja.

 

caricias alejandra leon

Llevamos 16 años de casados pero la amo como el primer día

 

Conocí al amor de mi vida a los 17 años, cuando ambos trabajábamos en Burger King. Al principio ella creía que yo era un engreído pero pronto nos hicimos amigos, y luego empezamos a salir. Al cabo de un mes le propuse matrimonio, y después de tan sólo 5 meses de conocernos nos casamos.

Llevamos 16 años de casados. Estamos felices juntos pero, obviamente, no siempre fue así. No conozco ni una sola pareja que nunca hubiera tenido problemas. Nosotros, por ejemplo, vivimos separados medio año.

Las dificultades en una relación suceden por varios motivos, pero al final encontré la fuente de nuestros problemas: no cumplía con mis responsabilidades.

Te explicaré, la frase “te amo“ no es suficiente. Tus acciones dicen mucho más. Encontré 12 maneras eficientes de demostrarle a mi esposa lo mucho que significa para mí:

1. No importa mi estado de ánimo, cada día elijo amarla.

A veces yo, como todas las personas vivas, me siento fuera de lugar e incómodo. En esos días no soy capaz de ser un esposo cariñoso. Sin embargo, lo sigo siendo, le doy un beso a mi mujer en la mañana, converso con ella como siempre y le envío mensajes de texto divertidos durante el día.

Cuando entendemos que el amor es una elección consciente, podemos detenernos para no pasar nuestras vibras y pensamientos negativos a nuestra pareja, incluso cuando tienes ganas de arrojar platos al piso.

2. Admiro sólo a mi esposa

Decidí no mirar a otras mujeres de la misma manera que miro a mi esposa. Siempre hay personas atractivas por todos lados. Claro que las vemos, sin embargo hay mucha diferencia entre simplemente notar y desvestir con la vista.

La única mujer a la cual desnudo con mi vista, es a mi esposa.

3. No me lleno la cabeza con los sueños del sexo apasionado o el romance increíble.

En muchas películas, no sólo eróticas, el sexo y el romance se representan tan bonito y perfecto, que al mirar la pantalla te pones a pensar ”¿Por qué mi vida no es así?”

No te llenes la cabeza con las fantasías de un director de cine porque perjudicarás tu relación. Las películas sólo son entretenimiento; deben ser lindas para que las vean. Sin embargo, no esperes que tu relación sea exactamente como un romance de cine.

4. No permito que nadie influya en mis decisiones.

En varias ocasiones me comporté inflexible y lo tomé todo muy personal, y eso no estaba bien. Mi esposa tiene amigos hombres. Pero yo le dejaba a mi ego creer que tenía que ser el único hombre en su vida.

Como resultado, tuve que entender que nuestro matrimonio es algo más que sólo mis deseos. Si me dejo llevar por mi orgullo, no llegaré a ningún lado.

5. La escucho.

Esta semana falleció mi tía, que era muy buena amiga de mi esposa. Mi mujer me dijo que la iban a sepultar en Wisconsin (nosotros vivimos lejos, en Maui). La escuché, presté atención a sus palabras y por eso simplemente compré los boletos a Wisconsin sin preguntar nada más.

6. Me permito ser vulnerable.

Para mí es normal guardar mis sentimientos y pensamientos para mí mismo, especialmente si estoy pasando por etapas difíciles. Sin embargo, tuve que aprender a abrirme para sanar tanto nuestra relación como a mí mismo.

Ahora admito con sinceridad lo que siento, sobre todo cuando tengo muchas ganas de callarlo. Mi esposa me escucha y me consuela, me ayuda a lidiar con esos sentimientos.

7. Cuido mi salud.

Me hago responsable d emi salud, mis citas al médico, lo que como y lo que no. Dejo de culpar a mi mujer por mis problemas  de salud y deje de portarme como un niño más en la familia.

Además, si quieres tener una vida larga y feliz al lado de tu pareja, cuidar tu salud debe ser una norma.

8. Compartimos nuestros sueños y los logramos juntos.

A los 12 años repartía pan en las tiendas y odiaba mi trabajo. En 2011 le dije a mi mujer que quería realizar mi sueño y volverme escritor. Ella me apoyó y ayudó a convertir mi sueño en realidad.

Es increíble: perseguir un sueño juntos. Una pareja se convierte en un equipo, y esto fortalece una relación como ninguna otra cosa.Eso sí, es importante cuidar el espacio de cada uno, para no caer en monotonía.

9. Siempre busco cómo sorprenderla.

Día a día propuro  demostrárle a mi esposa cuánto me importa nuestro amor.  Sorpresas, aquello que no espera, su cunpleaños, detalles que no falten.

10. Disfruto del matrimonio igual que la luna de miel.

La luna de miel es la época en la cual una pareja se conoce; es un periodo despreocupado, intrigante y emocionante. A pesar de que se acaba muy rápido, siempre puedes regresar la misma emoción con aventuras juntos y comunicación. Mi esposa y yo siempre encontramos un tiempo para tener citas o hacer algo nuevo juntos.

11. Respeto su espacio personal.

Mi esposa y yo entendemos que a veces necesitamos descansar el uno del otro. Cada uno de nosotros tiene derecho a estar solo, salir con amigos o incluso ir de viaje. Una pequeña separación no arruina la relación, al contrario, la fortalece.

12. Recuerdo los detalles.

Procuro prestarle atención a los pequeños detalles: le abro las puertas, le ayudo a bajar del auto, le regalo flores, le preparo un té. Lo hacía hace 16 años y lo sigo haciendo hasta ahora. Sí, llevamos mucho tiempo juntos, sin embargo, esto no significa que puedo dejar de cuidarla.

No basta con prometerle algo: siempre cumple tus promesas. Muéstrale tu amor con el hecho de que cada mañana te despiertas con la elección consciente de seguirla amando. Aporta algo a tu matrimonio, nunca dejes de esforzarte, y como resultado tendrás un amor fuerte e increíble.

 

Espero que esta información te haya sido útil, y si quieres trabajar tus emociones y creencias. Mejorar tu vida de pareja, bienestar y  salud emocional, no  dudes en ponerte en contacto.

Feliz día y que disfrutes de tus relaciones de pareja, llenas de amor, caricias, respecto y cuidado compartido.

 

Fuente: mindbodygreen Texto modifocado parcialmente para este blog.

Anuncios

Publicado el 20/11/2015 en MUJER Y EMOCIONES y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: