En busca de la felicidad


Buscando la Felicidad

Por Alejandra León

terapia para mujeres Alejandra León

 

Tendemos a asociar la conquista de ciertas aspiraciones con la felicidad:

Seré feliz cuando cambie de trabajo”, o “cuando consiga una pareja, o “si logro el divorcio”, o “cuando compre mi propia casa”. Aunque lo vivimos con naturalidad, cuando alcanzamos alguna de estas ansiadas metas, paradójicamente nos damos cuenta de que la felicidad no ha llegado.

¿Y si hemos estado equivocados todo este tiempo? ¿Y si la felicidad no reside tanto en lograr ciertas aspiraciones como en sentir satisfacción por lo que ya hemos logrado?

 El sentirnos felices o desdichados lo relacionamos  con la manera en que percibimos nuestra situación actual, nuestro presente.  Así  constantemente vamos persiguiendo la felicidad, vivimos en una constante  generación de necesidades y un inconformismo patológico, por tanto la Felicidad se convierte casi en una meta inalcanzable. Nunca llega!

Y qué pasa con lo que tienes aquí y ahora?

Necesitamos aprender a  apreciar lo que tenemos, ver atrás y reconocer lo que hemos logrado, el camino recorrido.

Da la sensación que nunca estamos satisfechos, siempre queremos más, de lo que sea, porque más es siempre mejor: un coche más rápido, una casa más grande, un teléfono más inteligente y una cole mejor, más , más y más.

 

Así que te propongo,

Cuatro ideas para ser feliz aquí y ahora

 

1. Hacer una lista de cosas por las que nos sentimos agradecidos

Sentirse mal es una tendencia, pero darle la vuelta a la tortilla es tan sencillo como preguntarse: “¿Por qué cosas me siento agradecido?”. Al hacerlo, el investigador Alex Korb asegura que se consigue aumentar la densidad de las neuronas y la inteligencia emocional, lo cual ayuda a mejorar las relaciones personales.

Pero además, y muy importante, incrementa la presencia y actividad de la serotonina y de  dopamina –sustancias involucradas tanto en la motivación como en la sensación de placer y felicidad– en los centros de recompensa del cerebro.

2. Identificar la emoción o emociones que se producen en ti

Darle nombre e incluso etiquetar lo que sentimos ayuda mucho más que reprimirse o disimular diciendo que no pasa nada. Puede que cuando fingimos engañemos al otro, pero no a nosotros mismos.

Aprender a poner nombre a lo que sentimos es clave para nuestro bienestar.

No sabes como hacerlo, busca alguien que acompañe tu proceso. Poco a poco irás descubriendo las claves para ello, las sensaciones que se producen en tu cuerpo, los cambios físicos y químicos, para finalmente poder “bautizar” y dar nombre a eso que TÚ sientes.

3. Tomar decisiones

Tomar decisiones y establecer objetivos activa un mismo circuito cerebral dentro de la corteza prefrontal, y lo hace de forma positiva, reduciendo la ansiedad y el estrés

Cuando decidimos algo, cerramos un episodio angustioso de incertidumbres y miedo. Es frecuente que la gente diga, no se tomar decisiones. Empieza a reconocer las pequeñas tomas de decisiones que haces en tu vida, así será más fácil identificar las grandes. Quizá no seas consciente de la cantidad de decisiones que tomas día a día. Es un muy buen ejercicio.

Recuerda,  decidir no es siempre triunfar, salirte con la tuya o ganar.

Como afirma  profesor de Psicología Positiva de Harvard Tal Ben-Shahar,

“la perfección es la enemiga de la felicidad”. B

astará con tomar decisiones y aceptar el resultado.

4. Abrazar

En la edad adulta perdemos la costumbre infantil de abrazar a otra persona, y con ello prescindimos también de uno de los ejercicios más simples de la vida con los que secretaremos hormonas implicadas en combatir el dolor, como la oxitocina.

El contacto físico con otras personas es más importante de lo que podamos pensar. Un abrazo largo y sentido nos dará sensación de bienestar y nos hará sentir queridos y a salvo, en parte por la liberación de endorfinas y dopamina.

 El abrazo es beneficioso para todos.

Y tú, te dejas abrazar?

“¿Quiere hacer algo especial  por ti?  Abraza y déjate abrazar.

Qué opinas?

Escoge algunos de los tips anteriores y empieza a experimentar. Estoy segura que tu sensación de felicidad aquí y ahora  puede aumentar.

¿Se te vienen a la cabeza más consejos y recomendaciones para fomentar la felicidad? ¡compártelos!

 

Espero que esta información te haya sido útil, y si quieres trabajar tus emociones y creencias. Mejorar tu vida de pareja, bienestar y  salud emocional, no  dudes en ponerte en contacto.

Alejandraleon.com

@psico_alejaleon

Recuerda, puedes escuchar mis audios / postcast aqui

 

Libro recomendado The Upward Spiral, el neurocientífico e investigador Alex Korb aborda la depresión desde la neurología aplicada a la vida cotidiana.

Anuncios

Publicado el 15/12/2015 en PENSAMIENTO POSITIVO y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: