Reconciliarnos con la Menstruación


Un post de  Alejandra León 

Este texto surge después  de una sesión que tuve recientemente, y que me animo a compartir parte del trabajo de reconciliación desde una perspectiva de la sanación femenina.

Puedes ver la primer parte aquí

Luego de varios  meses de trabajo con María,  su menstruación  ha regresado, y con ella una necesidad de reconciliación.


 Pero, qué es la reconciliación?

Si  nos remitimos a la Rae, la palabra reconciliación implica varias acepciones que  mientras empiezo a escribir me doy cuenta que ninguna encaja del todo con lo que yo entiendo por reconciliar, así que me voy a los orígenes y desde allí busco construir lo que para mí es Reconciliar.

Reconciliación. Deriva del latín “reconciliatio”, que puede traducirse como “la acción y el efecto de volver a unirse” y que se encuentra formada por las siguientes partes:
-El prefijo “re-”, que se utiliza para indicar “hacia atrás”.
-El sustantivo “concilium”, que es sinónimo de “asamblea”.
-El sufijo “-cion”, que viene a emplearse para establecer “acción y efecto”.

Así, me resulta más sencillo hablar de Reconciliación: dejar atrás una pelea o un enfrentamiento, retomando una amistad u otro vínculo que se encontraba interrumpido.

Te invito a qué hagas lo mismo.

¿Para ti, qué es reconciliar?

Existen, desde mi punto de vista muchas formas de reconciliarnos con la Menstruación.

  • Retomando nuestra historia y relación con ella.
  • Conectando con la mestruación.
  • Dando lugar a lo que sentimos, guardamos y silenciamos.
  • Escribiéndole como a una vieja amiga.
  • Resignificándola y dándole un nuevo sentido.

No hay un modelo de reconciliación, finalmente, cada una somos creadoras y en este sentido, cada una, si escuchamos en lo profundo, podemos  saber cuál es la mejor forma de reconciliarnos. Cada una significamos de modo diferente; para algunas los rituales vienen bien, pero para otras la escritura es la salida perfecta. Algunas prefieren disfrutar en  agua, otras la pintura. No soy yo, quién diga cuál es la indicada para tí. El camino de reconocimiento y reconciliación, lleva a ello, justo, a escucharte, a sentirte, a saberte. 

Para empezar a conectar con tus emociones estancadas, puedes empezar aquí

Mi invitación

Te invito a conectar con tu menstruación, con los mensajes que has recibido sobre ella, las emociones que te genera cada vez que viene, cada vez que se va. Si estas entrando a la menopausia o te han diagnosticado una menopausia temprana, puedes conectar con aquello que qué te hace sentir, cómo lo vive tu cuerpo, como lo vives en comunión con otros.

La reconciliación

Puedes empezar a practicar los siguientes pasos:

La paz empieza por casa. No intentes cambiar el mundo. Cambia tú,Cambia tu mundo interno, Cambia tu mundo externo.

– Busca que el respeto sea parte tu vida.

Que tus palabras no hiera, no lastime y que sólo muestre el inmenso amor que sientes por ti. En definitiva, cambia tu diálogo interno.

Demuéstrate amor. Quizá algunas veces te manifiestas el amor con palabras y con gestos, recuerda que el amor dentro de todas las relaciones (padres-hijos, pareja, amigos, etc.) es como una planta, necesita ser alimentado para seguir creciendo. Por qué no contigo misma, con tu cuerpo?

– Busca espacios para hablar contigo misma, con tu cuerpo, con tus órganos. Quizá hace mucho tiempo no escuchas y están hablando a gritos.

– Date permisos para ser, hacer y disfrutar lo que amas. Nos han enseñado a complacer afuera, agradar afuera, a mostrar cuidado y afecto afuera. Y si esto mismo lo hicieras contigo?

Acércate a la historia de las mujeres de tu familia, las que vinieron antes, tus ancestras, siempre tienen algo que contar y algo muy importante que enseñar. Aprende a escucharlas, ellas habitan en ti.

– Busca espacios de silencio, una pausa consciente  durante tu día, donde tomes consciencia de qué te gustaría que fuera diferente en tu vida. Qué sientes que puedes cambiar y qué te haría sentir y vivir mejor.

Descansa, dale tiempo a tu cuerpo y a tu mente de descansar. Aunque sientas que descansar es perder el tiempo, después vas a sentir que la creatividad y los niveles de productividad aumentan.

Un regalo lleno de cariño, espero lo  DISFRUTES Y te sumerjas en el mundo de tu propia sanación, relacionándote desde un lugar diferente contigo misma, con lo que te rodea y con la vida.

 

Gracias por compartir

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios / videos  aquí

 

Anuncios

Publicado el 25/01/2017 en SANACION FEMENINA y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: