Albi y Cordes-sur-Ciel


Un post de Alejandra León. Mayo de 2017

Castillos medievales, ciudades amuralladas, catedrales y atalayas son las señas de identidad del Languedoc francés, escenario de una de las ‘herejías’ más célebres de la historia europea

Hay viajes que se inician por una pasión, hay otros que se inician por un deseo y hay otros que se inician por un sueño, el nuestro ha surgido a través de un sueño.

Recorrido por el sur de Francia en busca de los pueblos cátaros

Nuestra Ruta de 10 días en coche por pueblos medievales, castillos, cátarismo,  misterio,  dolor, monumentos, quesos, vinos y un buen sabor de boca al finaliza la ruta.

Para conocer nuestra ruta completa, sigue el enlace

Albi

Albi_Alejandra León (105)

Parada Mirepoix seguíamos rumbo a Albi – La ciudad episcopal,  cuya catedral alberga tesoros increíbles. Es uno de esos lugares que no te deja indiferente, tanto por fuera como por dentro. La iglesia fortaleza se alza ante los ojos de la población dejando claro el objetivo en la cruzada contra los Cátaros. El poder de la iglesia se alza en medio de la plaza mayor.

Su mural, el coro y los frescos son una obra de arte que requiere tiempo para contemplar. Hicimos la visita  con audio-uía para poder comprender un poco mejor lo que ante nuestros ojos se alzaba.

Clasificada al Patrimonio mundial de la UNESCO en julio de 2010, la Ciudad episcopal conservó su antigua fisionomía caracterizada por el Pont-vieux, las fortificaciones que bordean el Tarn, el palacio de la Berbie y la potente catedral Sainte-Cécile, gigantesca nave de ladrillo construida sobre el Tarn. Para conocer más sigue el enlace

Un paseo por la zona  buscando las calles y las casas más bonitas tiene que incluir los  barrios:  Castelvieil –castillo viejo–, el de Castenau , el de Saint Salvi y las orillas del Tarn. En el barrio del Castelnau, al sur de la catedral, está la casa más antigua de Albi: la casa del Viel Alby y la casa natal de Toulouse-Lautrec.

Cabe recordar que aquí se instaló el obispado cátaro. Y dentro del propio recinto, en el Palau de la Berbie residió el inquisidor que se encargó de aplastar los resquicios de la espiritualidad cátara. Suele pasar. Del edificio hay que destacar sus impresionantes torres y, en el interior, el mayor mosaico medieval de Francia.

Llegó la hora de comer, en las callejuelas restaurantes para turistas de todos los gustos. Pero yo soy de mercados, así que aprovechamos la visita al mercado abierto hasta las 14:00  para saborear un menú diferente. Puestos que ofrecen pollo de granja, frutas, verduras, pescado fresco, quesos y uno que otro antojo.

Aprovechamos para comprar, queso, unas cuantas rebanadas de Quiche​, pastelitos que calientan allí mismo. El señor de la Boulangerie (como se denomina a estos lugares) nos dijo que podíamos bajar la escalera y comer allí en el bar, dónde había música en vivo. Así nos encontramos rodeados de franceses  pasando el aperitivo de la mañana. Muy divertido🍷, para quiénes han estado en Madrid, se podía asemejar al ambiente de la latina  un domingo.

Albi_Alejandra León (96)

 

Por cierto, en el mercado, buscar el puesto del pescado y pedir un plato de ostras. Puedes darte un placer por 5€ que fue lo que costó media docena de ostras con limón.

Para ver nuestras  Fotos de Albi

 

Cordes-sur-Ciel

Y llega el momento de ir a  Cordes-sur-Ciel, ese destino que para mí era casi mágico y que conectaba con mis sueños los sueños de otra época de otro momento.

Este pueblo lleno de leyenda se arremolina en torno a su promontorio rocoso como una madeja de piedra. Uno de los más valiosos tesoros de la arquitectura gótica cuya visita  convirtió nuestro viaje en un  momento inolvidable, no como lo habían prometido en las guías de viaje, pero no por ello estuvo genial

Es importante recordar que  en los siglos XIII y XIV las vías que comunicaban toda Europa pasaban por los alrededores del promontorio en que se fundó la villa, con la intención de controlarlos y de ser un punto de intercambio. Así que allí se mexcla, historia, política, comercio.

La llegada A  Cordes-sur-Ciel ha sido el contraste respecto al resto del viaje; mientras íbamos llegando empezó a llover a raudales como si de repente se hubiera abierto el cielo,  despejaba por algunos minutos y volvía a llover, era curioso el panorama,  aquel paisaje mágico y esplendoroso estaba bañado de agua. Dentro del recorrido,  era uno de sus sitios en los que sabía que tenía que estar. La razones… la sabe mi corazón, quizá mi alma; sin embargo recorriendo sus calles, muertos de frío fue  imposible ver la totalidad de su belleza.  Intentamos buscar hospedaje, buscamos en varios hoteles y el que no estab,Ka lleno sencillamente no abrían las puertas. Era una cosa curiosa, dimos la vuelta tres veces por las mismas calles buscando alternativas, incluso para comer… quizá fuera la hora, quizá fuera el día, pero era claro que no debíamos estar allí.s

Puede que suene extraño leer esto, pero hay lugares cuya vibra parece no sintonizar con la tuya 🤔🤔🤔

Una vez salimos del perímetro, el cielo se despejo y todo volvió a ser normal

Estoy segura que está parte del viaje era parte de nuestra experiencia y de cómo debíamos vivir aquel viaje

Finalmente, seguimos nuestro camino y nos alojamos en un parador que había a unos 8 kilómetros del casco viejo. Tuvimos una noche de “terror”…

Pero bueno, seguro que no será tu caso. Les dejo aquí el enlace de la oficina de turismo si quieren saber más y conocer Cordes sur Ciel  😁 sigue el enlace

 

Para conocer más de nuestra ruta  de 10 días Tras los vestigios Cátaros  en coche, puedes ver el enlace a cada una de nuestras paradas.

 Ruta completa por los l vestigios Cátaros – Sur de Francia

Albi, La ciudad episcopal 

Cordes-sur-Ciel

Roquefort

Carcassonne 

 

Te ha gustado este post, comparte, dame tu opinión y descubre el placer de viajar con una nueva mirada en la que todos los días un nuevo mundo te espera.

 

Sígueme a través de mis redes sociales

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios / videos  aquí

 

Anuncios

Publicado el 25/05/2017 en Viajes y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: