Rumbo a Roquefort


Empezamos nuestro día y nos dejamos llevar por el instinto, la noche había sido caótica, ruidos, sueños densos, torturas medievales y todo un sin fin de elementos que nos dejaron agotados para empezar el día. Tras un delicioso desayuno en el hotel, dos gatos nos despiden en el portal.

El día coincidió con el primero de mayo, todo estaba cerrado, los paisajes guardaban la belleza del silencio y los pueblos por dónde pasamos hacían del  entorno una sensación de estar  recorriendo un camino de  pueblos fantasma.

Hasta que llegamos a Rennes-le-Château, un hermoso pueblo que  ostenta el prestigio de ser el lugar más misterioso de Europa.El enigma de Rennes-le-Château se inicia en la época romana. Después de que los soldados del Emperador Tito saqueasen y destruyesen el Templo de Jerusalén en el año 70 de nuestra era, el botín – el tesoro del Templo de Salomón – fue trasladado a Roma, donde permaneció durante más de tres siglos, hasta que el Imperio empezó a derrumbarse. En el año 410 los visigodos, acaudillados por Alarico, saquearon Roma, llevándose “El Tesoro del Templo”. Dos años después desembarcaron en las costas meridionales de las Galias. La región de Rennes-le-Château les agradó, estableciéndose y fundando un reino permanente que no tardaría en saltar los Pirineos y extenderse por el norte de España. No sabemos si es cierto que el tesoro “El Arca de la alianza y las Tablas de la Ley de Moisés” llegó o no a las Galias, pero nunca más se supo de él. Y no se descarta que pudiera hallarse oculto en los alrededores de Rennes-le-Château. De hecho, no falta quien ha querido ver una relación entre el Arca y la población de Arques, no lejos de Rennes”

Finalmente, en la curva de una cartera encontramos un pequeño restaurante de pueblo, paramos a comer, menú… Nuevamente Pato, ya llevaba dos días de pato, junto con una tabla de quesos enorme, que decidimos pedir para llevar, e hizo las delicias  de nuestra cena es día.

Hasta que llegamos al Acueducto de Millau, una maravilla de la mega ingeniería, dónde los ojos se nos perdían en el horizonte viendo el tamaño de aquel enorme puente.  El viaducto de Millau, autopista A 75 une cómodamente Languedoc, Montpellier, Narbona, Béziers, con el centro, –Clermont Ferrand y los volcanes de Auvernia–  y el norte de Francia (Orleans y París). Esta transversal corta el país y evita tener que seguir la costa Atlántica o el valle del Ródano para subir hacia el norte.

 

Roquefort con Alejandra León (27)

Esa noche, sin hotel confirmado (era parte de la improvisación, nos alojamos en un hostal sencillo de Millau, una botella de vino y el queso de la comida hicieron de nuestra noche la cena perfecta. Es una ciudad pequeña, para nuestro gusto, con poco que ver, así qe aprovechamos para recargar fuerza.

Llegamos a Roquefort

Una llanura verde y caliza, la meseta de Larzac se encuentra a medio de camino entre la costa mediterránea y los montes más aislados del Macizo Central. En esta región, antiguamente zona de movimiento telúrico, terremotos y volcanes se encuentra el pueblo de Roquefort famoso en el mundo por sus quesos de oveja de intenso gusto y sabor.

 

Roquefort con Alejandra León (25)

Según la leyenda, un pastor, que había llevado su pan de centeno y queso fresco de oveja a una cueva para mantenerlos al fresco, vio a una chica de gran belleza y corrió tras ella, olvidándose de su comida. De vuelta, mucho tiempo después, se encontró con el pan recubierto de moho y el queso veteado de verde. Hambriento, decidió comerse el queso de todas formas y, para su gran sorpresa… ¡estaba delicioso! El pastor acababa de inventar el roquefort.

Hay varias fábricas que muestran el proceso, el olor del pueblo es bien peculiar, decidimos visitar la bodega de la societe (Si vas en silla de ruedas no se puede hacer toda la visita), solo se puede ver una parte. Para ver más información sigue el enlace.

Recuerda, en las cuevas hace frío, unos 10ºC, así que hay que llevar ropa abrigada.

Tras la visita Roquefort quedamos con olor a queso, sabor a queso, todo queso  que se impregnó en nuestro coche para el resto del viaje. Claro, para esto ya llevábamos una caja con algunas de nuestras compras en el camino Casooulette en lata, vino chocolate de un lado, chocolate del otro, nuestro coche parecía ya  un mercadillo andante.

Dejando Roquefort detrás en el mapa aparecía

La Couvertoirade  

como uno de los pueblos bellos para visitar la zona, estaba muy cerquita así que decidimos ir. Se trata de unos de los pueblos templarios mejor conservados de Europa.

Couvertoirade_ Alejandra León  (44).jpg

Ubicado en pleno corazón de la Causse de Larzac, en una naturaleza salvaje y preservada. De su pasado templario y hospitalario conserva un conjunto fortificado extraordinario. Torres y camino de ronda de las murallas, puertas fortificadas, castillo templario de finales del siglo XII, iglesia-fortaleza del XIV, callejuelas empedradas jalonadas de casas de piedra típicas, y viejas mansiones como la casa de la Scipione y el hotel de Grailhe, hacen de La Couvertoirade un lugar de obligada visita.

Dos órdenes de las cruzadas militares y religiosas han construido esta ciudad. Esta es la Orden del Temple (los Templarios) y la Orden del Hospital o de los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén (los Hospitalarios). Después de la disolución de los templarios, el Papa ofreció el castillo de los Hospitalarios quienes construyeron la iglesia y las murallas, sigue intacta hoy en día

Definitivamente merece la pena,  un conjunto de casas medievales hacen del sitio un recorrido precioso. Con la iglesia que adorna lo alto y el cementerio en el que aún se conservan algunas muestras del catarismo.

Couvertoirade_ Alejandra León (8)

Estando allí no dejen de visitar la  iglesia de Saint-Christol   con sus  vidrieras contemporáneas, un horno comunal del siglo XIV utilizado de forma continuada, parece hasta la fecha, pues estaba calientico cuando pasamos por allí y olía a pan, delicioso. Recorrer el pueblo viendo las  casas  medievales hacen de la visita, sobre todo sus plantas bajas, que originalmente hospedaban los establos y que ahora, en la mayoría de casos, se han convertido en tiendas.

El día estaba frío y apacible, lo cual me daba lugar una magia muy, muy especial. Allí mismo, en una de las callejuelas nos adentramos a un pequeño  café para disfrutar una sopa de verduras con queso, totalmente recomendado.

Los pueblos que forman parte del circuito del Larzac templario y hospitalario son cinco: Sainte-Eulalie de Cernon, La Cavalerie, La Couvertoirade, Viala du Pas de Jaux y Saint-Jean d’Alcas. Se encuentran todos a poca distancia el uno del otro, en un circuito en coche de un total de unos 85 km que puede llevar uno o dos días según el tiempo que se quiera pasar en cada pueblo.

Una vez visitado  a Roquefort decidimos pasar por Montpellier, varios de mis sueños en los últimos 10 años me habían llevado aquella ciudad, al Arco del Triunfo que adorna la entrada a la ciudad. Las calles principales se asemejaban aquello que  había visto en varias escenas en las que era otra mujer; sin embargo el palpitar mi corazón no fue tal  como cuando llegamos a Carcassonne.

Montpellier dejo en nosotros una mirada sobre la ciudad en la que no encontramos mucho encanto, más allá de sus plazas sus jardines y las remembranzas de una de las primeras facultad de medicina occidental que sigue en pie.

 

Dentro de las cosas curiosas nos alojamos en la casa de un hombre cuya casa parece un museo de los años 50 o 60, cada uno de los detalles de la decoración eran parte de un museo, él incluido se mimetizaba con todo lo que  allí  había, junto con su perro. Duramos casi una hora observando cada uno de los objetos y por dónde mirásemos había algo que llamaba la atención. Alojarnos allí con experiencia bastante curiosa. 

 

Para profundizar un poco sobre los Cátaros,  te recomiendo el programa de  Miguel Blanco El país de los cátaros

 

Para conocer más de nuestra ruta  de 10 días Tras los vestigios Cátaros  en coche, puedes ver el enlace a cada una de nuestras paradas.

 

 Ruta completa por los l vestigios Cátaros – Sur de Francia

Albi, La ciudad episcopal 

Cordes-sur-Ciel

Roquefort

Carcassonne 

 

Te ha gustado este post, comparte, dame tu opinión y descubre el placer de viajar con una nueva mirada en la que todos los días un nuevo mundo te espera.

 

 

Sígueme a través de mis redes sociales

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios / videos  aquí

 

Anuncios

Publicado el 17/07/2017 en Viajes y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: