SANACION CON LOS ANCESTROS, SANACION FEMENINA

Endometriosis, una perspectiva psicoemocional


endometriosis y descodificación

Un post de Alejandra León

El objetivo de este post es ofrecer una forma diferente de comprender el síntoma, cómo funcionan nuestros cuerpos y qué podemos hacer para mantenernos saludables.

Recibir un diagnóstico de endometriosis puede ser aterrador, y de hecho, para muchas es desesperanzador, pero qué es la Endometriosis?

¿Qué es la Endometriosis?

Cada mes, el tejido dentro del útero, el endometrio, se espesa, ya que tiene la intención de mantener un óvulo fecundado durante el embarazo. Si el óvulo no se fertiliza y la mujer no queda embarazada, el útero se desprende del revestimiento con el inicio de su período. Este es el sangrado que ocurre durante nuestro período mensual. Por lo general, es un signo saludable y un proceso normal de ser una mujer madura.

En el caso de la endometriosis, el mismo tipo de tejido que recubre el útero crece fuera del útero en otras partes del cuerpo. Y las mismas hormonas que desencadenan un ciclo menstrual desencadenarán desprendimiento de los implantes endometriales en el abdomen. La endometriosis puede aparecer en las trompas de Falopio, los ovarios, el exterior del útero, el peritoneo o los intestinos.

Cada mes este tejido desplazado responde a los cambios hormonales que regulan su ciclo menstrual, engordándose durante la primera mitad del ciclo y, a menudo, liberando una pequeña cantidad de sangre en la segunda mitad, lo que causa irritación repetida del tejido circundante.

Con el tiempo esto puede causar cicatrices o adherencias dentro de los órganos reproductivos, la pelvis y los intestinos. Las adherencias son como telarañas dentro del abdomen. Se ha especulado que cuando la cicatrización ocurre en los órganos reproductivos puede contribuir a los problemas de fertilidad y al aumento del dolor menstrual. Entre el 3 y el 10 por ciento de todas las mujeres tienen endometriosis.

A pesar de las múltiples teorías, la causa raíz de la endometriosis simplemente no se conoce con certeza. Es factible que más de una idea en particular sea correcta, y que probablemente existan varios caminos para establecer la condición.

Los síntomas de la endometriosis pueden incluir:

Dolor. Este es el síntoma más común. Las mujeres con endometriosis pueden tener diferentes tipos de dolor. Éstas incluyen:

  • Calambres menstruales muy dolorosos. El dolor puede empeorar con el tiempo.
  • Dolor crónico (a largo plazo) en la parte inferior de la espalda y la pelvis
  • Dolor durante o después de las relaciaoens sexuales. Esto generalmente se describe como un dolor “profundo” y es diferente del dolor que se siente en la entrada de la vagina cuando comienza la penetración.
  • Dolor intestinal
  • Dolor al orinar durante los períodos menstruales. En casos raros, también puede encontrar sangre en las heces u orina.
  • Sangrado o manchado entre períodos menstruales. Esto puede ser causado por algo más que la endometriosis. Si sucede a menudo, deberías ver al médico.
    Infertilidad o no poder quedar embarazada.
  • Problemas estomacales (digestivos). Estos incluyen diarrea, estreñimiento, hinchazón o náuseas, especialmente durante los períodos menstruales.

Recuerda: La endometriosis puede ocurrir en cualquier niña o mujer que tenga períodos menstruales, pero es más común en mujeres de entre 30 y 40 años.

Como mejorar desde una perspectiva natura

Se trata de una integración de diversos aspectos:

  • Cambios en la dieta, apoyo nutricional, curación emocional y terapias alternativas, como la acupuntura y la fitoterapia (el uso de plantas y extractos de plantas para la curación).
  • El objetivo principal es eliminar las causas subyacentes de la endometriosis y apoyar la función metabólica saludable de tu cuerpo.

Estos cambios pueden ayudar a aliviar los síntomas de la endometriosis, pero también son importantes medidas preventivas para su salud en general.

¿Cómo se diagnostica la endometriosis?

Si tienes síntomas de endometriosis, lo mejor es hacer una visita al médico, hacer las respectivas pruebas y descartar síntomas similares.

  •  Examen pélvico. Durante un examen pélvico, su médico detectará quistes grandes o cicatrices detrás de su útero. Las áreas más pequeñas de endometriosis son más difíciles de sentir.
  •  Ecografía para verificar la presencia de quistes ováricos por endometriosis.

En muchos casos el médico receta  hormonas que pueden ayudar a disminuir el dolor pélvico durante su período. Sin embargo estos medicamentos solo funcionan mientras los tomes. Una vez que dejes de tomarlos, el dolor puede reaparecer.

  • La laparoscopía es un tipo de cirugía que los médicos pueden usar para mirar dentro de su área pélvica y ver el tejido de la endometriosis. La cirugía es la única forma de estar seguro de tener endometriosis. A veces, los médicos pueden diagnosticar la endometriosis simplemente al ver los crecimientos. Otras veces, necesitan tomar una pequeña muestra de tejido y estudiarlo bajo un microscopio para confirmar esto.

Perspectiva psicoemocional

Descodificando la endometriosis

Factores emocionales
Para la mayoría de las mujeres, además de los factores físicos, existe una conexión definida entre la endometriosis y los problemas emocionales no resueltos. Esos problemas son variados, pero a menudo son problemas no resueltos dentro de su familia, especialmente la familia de origen.

Se presenta la dicotomía, por un lado, desear estar embarazada y, por otro, no poder recibir al hijo en el lugar adecuado. Esa preocupación de no estar en casa, o en la casa adecuada, hace que inconscientemente la madre lleve el tejido fuera del útero para recibirlo en otro lugar porque el niño “no puede nacer allí”, desea hacer su nido en otro lugar.

Conflicto subyacente
El bloqueo emocional más fuerte en esta enfermedad es no poder concebir. La mujer que presenta este síntoma es, en general, del tipo que lo dirige todo, muy capaz de concebir en otras áreas. Quiere tener un hijo, aun cuando tiene mucho miedo de las consecuencias del parto (por ejemplo, morir o sufrir mucho, como su madre). Este miedo es lo suficientemente grande como para bloquear su deseo de tener un hijo.

•Conflicto relacionado con el hecho de ser madre:

Miedo a no ser una buena madre. Miedo a las consecuencias del parto. Deseos de quedar embarazada pero sin capacidad para recibir al bebé en un buen lugar, por lo tanto, lo recibo en otro . Sensación de que la casa, el hogar no es nuestra casa
• Miedo a tener el bebé en el útero, probablemente por memorias de aborto.
• El hogar está lejos, la familia se ha roto.
• Interior: Hubo problemas con niños que murieron por no tener un hogar.
• Exterior: Conflicto de localización, debo buscar otro lugar.
• En el ovario: Nidación rápida.
• En la vejiga: Necesidad de marcar el territorio, el hogar donde nacerá el bebé.
• En el ombligo: Suciedad que hay que eliminar respecto al embarazo.
• En el recto-sigmoides: Conflicto de guarrada relacionada con el embarazo que no puedo eliminar (perdonar).
• Adenomiosis uterina: Incapacidad para llevar a buen término el embarazo

Algunas de las frases que pueden resonar en lo profundo
Miedo a tener un bebé” – “He perdido tantos bebés que ya no quiero intentarlo”. – “No me siento segura con ésta pareja como traer un hijo al mundo”. – “No quiero que mi hijo conviva con la madre que tengo”. – “Fui abusada y no lo olvido, aún duele”. – “Duele ser mujer” – “Me siento incapaz de tener un embarazo sin problemas”.

En el caso de las mujeres que han sufrido de abusos sexuales o tocamientos, el formar endometriosis, también tiene que ver con un sufrimiento intenso por ser mujer, por haber permitido que “irrumpieran en mi casa”, en la casa que daré a mis hijos.

Una mirada transgerenacional
Es importante buscar en el árbol genealógico historia de niños que no haya tenido esa “casa segura”. Niños fallecidos fuera de casa, niños fallecidos por una casa “insegura” (derrumbe, incendio, robo, catástrofe, guerra, etc.)

En el Proyecto Sentido, puedes explorar la sensación de “casa no segura para ti”. Es importante explorar la sensación de seguridad o inseguridad vivida en la infancia, los mensajes relacionados con la llegada tuya a la vida, la llegada de los niños, los embarazos, esos mensajes que se repiten una y otra vez.

El mensaje que recibes con esta enfermedad es que te des cuenta de que la creencia que albergas (que todo parto es necesariamente laborioso y peligroso) es lo suficientemente fuerte como para crear un obstáculo físico que te impide quedar embarazada. Es interesante comprobar que esta enfermedad crea la apariencia de otro útero. Este es un indicio muy claro de hasta qué punto quieres tener un hijo: tienes incluso un útero extra.

La invitación
• Toma tiempo de ver y valorar lo que sucede en tu vida
• Observar tus historia, la historia de tu familia, la historia de las mujeres de tu familia
• Sacar a la luz tus creencias ocultas, así podrás tomar de conciencia e iniciar el camino a la sanación basada en el respecto a ti misma, a tus necesidades, a tus deseos.

Te recuerdo, que esta información no la podemos generalizar, pues cada una de nosotras es un mundo, una historia y una forma de ver y sentir la vida. Sin embargo, una mirada emocional y de sanación femenina implica  crear un nuevo modelo mental, reconciliar nuestra historia, identificar nuestros miedos, El mensaje que recibes con esta enfermedad es que te des cuenta de que la creencia que albergas  sobre la feminidad, la regla, el embarazo, el parto.

Durante mucho tiempo creíste que el parto te daba miedo, ahora tienes derecho a satisfacer tu enorme deseo de ser madre. Además, concédete el derecho de no ser invencible, de ser derrotada a veces en tus creaciones o cuando quieres empezar nuevos proyectos.

Nota

La información compartida en este post es una guía, NO reemplaza una consulta con un médico u otro profesional de la salud, Si tienes dudas sobre el diagnóstico, te invito a que contactes con una buena profesional de la ginecología (ginecóloga, matrona, partera, mujer sabia) para que puedas verificarlo.

Cómo puedo acompañarte

  • El acompañamiento personalizado inicia empieza con una sesión en la que tendremos una entrevista en profundidad para conocer tu historia y hacer tu mapa emocional. Ello me permitirá conocer y orientar el proceso de acompañamiento.
  • En algunas ocasiones te recomendaré trabajar junto con una nutricionista para ajustar mejor el plan de alimentación a tu situación concreta.
  • A partir de esta primera consulta ya tendremos un mapa general del viaje de sanación desde una perspectiva Holística.
  • Durante el proceso nos veremos periódicamente para hacer un seguimiento y apoyo personalizado. El número de visitas puede cambiar y se adapta a cada mujer.
  • Las sesiones pueden ser presenciales u online (vía skype) y el número de sesiones las decides tú, en función de lo que necesites y cómo vayas.

 

 

Gracias por leerme y compartir,

Sígueme a través de mis redes sociales

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios / videos  aquí


Otros post relacionados

 

¿Es candidiasis Vaginal?

Me han diagnosticado menopausia precoz. Busco respuestas

Miomas uterinos y emociones

Síndrome del Ovario Poliquístico y Emociones

Tengo Virus del papiloma humano ¿qué debo hacer?

Fuentes:

http://www.womenshealth.gov

El gran diccionario De las dolencias y Enfermedades. Jacques Martel.

La Enfermedad como Símbolo”, del Dr. Ruediger Dahlke.

Curso de Biodescodificación 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.