Después de la vida


El duelo es fundamentalmente tiempo, un tiempo que duele, más que un conflicto central es una especie de color que tiñe la atmósfera. ¿Cómo orientarse bajo esta nueva luz, incierta, impredecible, a veces insoportable? La vida continúa, ¿pero cómo? . El cuerpo, se contrae, se expone, se levanta, se mueve? ¿Hacia dónde? ¿Hacia quién? ¿Cómo habla o se calla? ¿Quién le pregunta, quién prefiere esquivar hacia temas menos sensibles? ¿Cómo reaccionan los de alrededor? ¿Cómo reacciona el que sufre a las reacciones de los que están alrededor? ¿Qué lazos se estrechan, se distienden, desaparecen? En definitica como reestructurar para seguir en la vida.

After life”, una nueva serie de Netflix

Un redactor de periódico que trata de asimilar la muerte de su esposa adopta una nueva actitud en un intento por alejar a los que están tratando de ayudarlo. Sin duda una serie que refleja parte del transito del duelo, aunque con matices enfocados a la perdida profunda de sentido del que se queda vivi, el enfado, el miedo, la rabia. Hay dos o tres elementos que anclan al personaje a la vida, a segir.

La esposa de Tony interviene en cada capítulo como una Siri cargada de cariño y consejos a través de videos que grabó desde el hospital antes de morir. Es distinta la muerte con la gracia de los Smartphone, es distinto el más allá cuando quien se nos fue nos sigue hablando a través de una pantalla; es distinto el amor después del amor cuando el otro da una señal errática a través de un like de Facebook, o de un corazón -un corazón- de Instagram o Twitter. La ruptura, la separación, el duelo, es, literalmente, una ampolla que no termina de explotar para dar lugar a la piel nueva, es un dolor de la RAE en algún lugar del cuerpo.

A través de las posibilidades tecnológicas, la lógica de los objetos se retuerce, muta. Ante la muerte del ser amado o la ruptura, los objetos son muestras inanimadas que, en tanto activadores de recuerdos, crean un significado que solo se decodifica en el pasado. Ante la carta, el reloj o el libro dedicado alguna vez, el que atraviesa el duelo deposita en el objeto un sentimiento que tiende a agotarse: el objeto es imperecedero, la persona, no. Sin embargo, los recuerdos multimedia de esta nueva era, nos llaman al encuentro con la idea de la presencia: una voz que nos pregunta algo nimio como “Paso por el súper, ¿llevo pan?” en un audio de WhatsApp es de pronto resignificada como pasado que se hace presente en la idea del amor. Es la voz del ser perdido que se corporiza e interrumpe el duelo que nunca se termina de transitar. Ante la voz material del amor, el dolor nos sobrevive.

Antes de salir de la cama, Tony pasa tiempo con su esposa. La mira, la admira, aún con el pañuelo que cubre su cabeza calva por culpa del cáncer que la mató. Desde la pantalla ella le habla a su presente. EL presente de él. Ese en donde no ha podido dejar atrás y la idea de rehacer es apenas un eslabón quebrado de la esperanza por supuesto abandonada.

Publicado por Psicología transpersonal - Terapia Holística - Duelo

Hola, Bienvenido / Bienvenida Soy Alejandra León Te acompaño amorosamente a sanar e integrar las partes rotas de tu ser. Un viaje en el que combino la Psicología Transpersonal, las Terapias Holística y mis dones de Sanación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: