Archivo de la categoría: DESPERTAR DE CONCIENCIA

Estas viviendo un duelo anticipado

Un post de  Alejandra León 

 

Hoy me siento a escribir con una sensación extraña en el cuerpo. Emociones que van y vienen tratando de ordenarse unas a otras. En un día como hoy  la muerte toca la puerta para dar paso a la luz de un ser que nos deja e inicia un nuevo caminar. Del mismo modo,  en varios rincones del planeta se celebra la noche de las luces, un llamado a encender la llama en nuestro corazón.

 Ello me lleva a pensar en dos situaciones, que aunque antagónicas, tienen un punto de conexión esencial en la vida de todo ser. Uno de ellos la muerte, pero no entendida desde lo físico y material;  sino en esos procesos de muerte que todos vamos viviendo a lo largo de nuestra vida, procesos que para algunos son lentos y dolorosos, y para otros repentinos y de shock. Y de otra parte, la luz y su simbología, lo que puede representar. Así propongo un ejercicio de reflexión partiendo de la muerte a la luz, desde una experiencia interna.

No quiero detenerme en el significado de la muerte física, pues ello me llevaría a hablar de temas mucho más profundos y sutiles que requieren de una elaboraciónespecial; pero si quiero mencionar la muerte de modo  metafórico,  como medio para reflejar lo que puedes estar viviendo en este momento de tu vida.

Y entonces surgen las preguntas?

  • Estas viviendo un duelo anticipado?
  • Qué dolor te aqueja en el alma y hace cuánto tiempo convives con él?
  • Es el dolor de tu alma, un dolor pasajero o necesita cuidados intensivos?
  • Tu malestar interior ya se ha reflejado en el cuerpo físico a través de algún tipo de enfermedad?
  • Ese malestar que llevas contigo, tiene algún beneficio para ti… te has preguntado qué ganas conviniendo con ese “mal” del que tanto te quejas.
  • Hay cosas o aspectos en tu vida que es necesario dejar “morir” para dar apertura a una nueva luz. Si es así, qué te hace continuar con ellos?

Estas son sólo algunas de las preguntas que puedes plantearte para iniciar la reflexión interior, dejándote tocar, hazlo sutilmente, sin miedo, intentando responder no desde  las palabras automáticas que pueden salir, sino usando una estrategia que te lleve más allá siempre.

Como mencioné anteriormente, hoy también se encienden muchas velas en el mundo, símbolo de paz, de alegría, de navidad.  Para muchas representaciones de la vida, de la salida de la oscuridad, de un nuevo estilo de vida, donde aparece la fiesta, un nuevo amanecer, una nueva oportunidad.

Aquí es donde podemos llegar a la segunda parte de la reflexión.

Una vez identificada esa parte o partes internas que deseas dejar ir, viene el proceso de cambio y luz para dar entrada a nuevas situaciones, alegrías y bienestar que deseamos para nuestra vida.

Piensa a qué áreas de tu vida quisieras iluminar,  enciende en tu mente una vela por cada una de estas zonas, piensa que ello será el inicio para ver con mayor claridad y poder ubicar dónde estás, cómo estas, qué es lo que pasa en esa zona, que hay que trabajar y hacia donde hay que ir.

Para ello te recomiendo hacer esta reflexión tomándote tu tiempo, dedicando unos minutos a sentirte, pensarte e iluminarte (usa tu imaginación para encender cuantas velas sea necesario, escoge los colores que más te agraden y lleguen a tu ser).

Al finalizar anota en tu cuaderno de reflexiones, las sensaciones, emociones y cambios que notes durante y después del proceso, ellos serán una buena herramienta para compartir con tu guía o acompañante de proceso.

Deja que la vida continúe su obra,

Tú conviértete en el co-creador que permite el flujo entre la vida y la muerte siendo participe del  cambio.

Espero que esta información te haya sido útil, y si quieres trabajar tus emociones y creencias. Mejorar tu vida de pareja, bienestar y salud emocional, no dudes en ponerte en contacto.

Gracias por leerme y compartir,

Sígueme a través de mis redes sociales

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios / videos  aquí

Anuncios

La importancia del perdón para tu vida

Los otros como espejo de ti mismo

Cómo hacer una pausa consciente al final del Día?

Un post de  Alejandra León 

 

Mindfulness al final del día

Una manera de evaluar de forma práctica, de constatar  nuestro progreso emocional – de silencio y crecimiento, es darnos un tiempo para nosotras mismos al final del día. Tomarnos unos 10 minutos y sentarnos en soledad y silencio para revisar el día.

No se trata únicamente de  hacer un balance   para enjuiciar lo bueno y lo malo. Tampoco  se trata de compararse con un modelo imaginario de perfección que sólo sirve para frustrarse y desanimarse.

Se trata de un espacio de intimidad contigo mismo, con tu ser superior, con los otros, con lo que te rodea.

Así tomo conciencia de mis SER.

 

 

¿Qué sucedió desde el momento de despertarnos hasta ahora?

Un recorrido por el mundo de tus sentimientos – pensamientos y acciones.

Tres pasos

Agradecer

  • Tranquilizarse y ponerse en la presencia de tu ser superior
  • Revivir el día sin emitir juicio: con quién estuve, qué hice, qué dije, qué me dijeron.
  • Tomar consciencia tus  sentimientos: cuál ha sido tu estado de ánimo, qué te molestó, qué te dio alegría, etc.
  • Agradece. Hay algo para añadir a tu frasco de gratitud?

 

Tomar conciencia

  • Identifica como ha estado tu coherencia (sentimiento – pensamiento – acción)
  • Cuáles han sido esos comportamientos que han herido tu ser o el de otras personas.
  • Acepta las cosas, personas y situaciones que vinieron a tu vida, con lo que cada una de ellas ha dejado.
  • ¿Necesitas soltar algo?
  • Si pudieras cambiar aquello que hoy te “molesto” de ti mismo, qué sería? ¿Cómo podrías mejorarlo?

 

Renovación

  • Acto de confianza en el universo
  • Permítete dejar todo aquello que no necesitas y abre tu alma y corazón a recibir todo lo bueno
  • Da entrada a tu compromiso personal para el día siguiente.
  • Mira hacia el mañana y, planea concretamente cómo vas a vivirlo en consonancia con tu ser.

 

 

La invitación

Observarnos a nosotros mismos desde la perspectiva del observador desapegado y preguntarnos si hubiera sido posible otra manera mejor de responder ante determinada situación, o hubiéramos podido elegir mejores palabras.

Mi recomendación

Anotar en un diario aquello que consideremos relevantes y útil al hacer este proceso de auto-observación.

A medida que hacemos este proceso, podrás identificar  ciertos patrones o  rasgo personales, muchas veces aprendidos en nuestra infancia, otros asumidos a modo de “supervivencia”.  Hay patrones y rasgos positivos, pero también patrones negativos, que influyen y tienen mucho que ver con los diferentes conflictos, problemas o complicaciones que se presentan en nuestra vida cotidiana.

Identificar claramente tus patrones te ayudará a tomar conciencia para  liberarlos, conseguir mayor armonía, plenitud y satisfacción en tu vida.

 

Agradezco todo el compartir que puedas hacer de él, tu experiencia al escuchar los audios, tu sentir con los ejercicios y todo aquello que quieras compartir.

 Un regalo lleno de cariño, espero lo  DISFRUTES Y te sumerjas en el mundo de tu propia sanación, relacionándote desde un lugar diferente contigo misma, con lo que te rodea y con la vida.

Espero que esta información te haya sido útil, y si quieres trabajar tus emociones y creencias. Mejorar tu vida de pareja, bienestar y salud emocional, no dudes en ponerte en contacto.

Gracias por leerme y compartir,

Sígueme a través de mis redes sociales

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios / videos  aquí

Por una educación sanadora

“cambiar la educación para cambiar el mundo

Una educacuón centrada en el ser y no en el tener.

Una reflexión sobre lo  falta y lo que le sobra al actual sistema educativo, una necesidad creativa para realizar una educación humana, para un cambio real.

Necesitamos una “educación sanadora” por la cual son indispensables las competencias existenciales: el autoconocimiento, la capacidad de tomar conciencia del aquí y ahora (mindfulness), la quietud mental o paz de espíritu y el amor al prójimo, desde de una posición verdaderamente revolucionaria de reconocer que tras veinte siglos de convivencia de diversas religiones no han sido suficientes ni para hacernos santos ni para tener una sociedad menos violenta.

«Estoy convencido que la educación será nuestra mejor esperanza, pero de ninguna manera la educación que tenemos. Tenemos una educación para que nuestra próxima generación se nos parezca, pero nos urge tener una educación que nos ayude a evolucionar –personal y socialmente- para que podamos así dejar atrás nuestras plagas», dijo el psiquiatra chileno.

Naranjo —representante de las nuevas terapias gestálticas y pionero de la psicología transpersonal— cree que el sistema educativo, por lo menos en Occidente, es un fraude, un sistema deshumanizado, automatizado y globalizado que se encuentra a merced de una fuerza invisible y poderosa que controla el dinero. «No es la guerra, ni la política ni el mercado: sólo una educación más humana puede transformar la sociedad», dijo.

Naranjo empezó a interesarse en la educación en los años 60, a raíz de un encargo que le hicieron en el prestigioso Standford Research Institute (SRI). Le pidieron que revisara todas las técnicas contemporáneas de desarrollo humano tanto surgidas en el mundo de la terapia como en el de la espiritualidad y de la educación, para buscar principios comunes. Entonces se dió cuenta de que, aunque existan esas tres instituciones tan diversas —la que se ocupa de la salud mental, la que está enfocada a la educación y la religiosa—, las tres son acercamientos a una misma realidad del desarrollo humano.

El psiquiatra chileno opina que tenemos el mundo que tenemos porque tenemos la educación que tenemos. «Necesitamos una educación para trascender la mentalidad patriarcal, raíz de casi todos nuestros problemas colectivos y meollo de nuestra siempre más grave problemática: una educación que nos inste a dejar atrás modos de pensar y vivir peligrosamente obsoletos», dijo en Barcelona.

Él cree que la educación debería de dejar de ser un traspaso de información e incluir aspectos afectivos, y está convencido de que hay que cambiar al maestro para mejorar la educación. «Se supone que un profesor es una persona que ha alcanzado un desarrollo suficiente como para poder educar y no solamente ser una máquina de transmitir información», dijo en una entrevista reciente. «Los educadores no se sienten en esa abundancia interior, se sienten bastante raquíticos como personas, y si hablamos en términos psiquiátricos, bastante enfermos».

Naranjo propone una terapia para profesores. «Los formadores precisan aprender lo que las universidades no le ofrecen: emprender un camino hondo de autoconocimiento, de sanación para convertirse en personas plenas, ancladas en su esencia; individuos con vínculos sanos», dijo a La Nación. «Creo haber desarrollado un método para lograrlo que hace hincapié en la meditación, el desarrollo de la atención, la quietud de la mente como vías de introspección. Mi teoría es que, si un maestro quiere enseñar a su alumno a ser libre, pacífico u honrado, él debe primero trabajar sobre sí mismo para alcanzar estas virtudes y luego transmitirlas

La escuela, según Naranjo, se usa para domesticar, y sólo produce personas egoístas, niños que no son capaces de ser felices. No está de acuerdo con el sistema de exámenes y deberes, y señala que el aprendizaje debe partir de la curiosidad natural de los niños, de su deseo de aprender. El método de repetir una y otra vez sólo sirve, según Naranjo, para reducir el deseo natural de aprender y matar la curiosidad. Los colegios «deben transmitir conocimientos y estimular el desarrollo de habilidades, pero sin descuidar la individualidad de cada alumno, sus aptitudes y deseos», dijo. «Si vivimos desconectados de nosotros mismos, siempre buscaremos llenar un vacío interior en el exterior».

Reconocer el pasado con amor

La mujer en el cine

A %d blogueros les gusta esto: