Qué es una terapia holística/ integrativa?

psicologia integrativa Madrid

 

Desde diferentes vertientes  se habla de la necesidad de ver a la persona como un ser integral, una consideración  que implica  ver a la persona desde sus diferentes perspectivas.

La terapia centrada en la persona con una mirada holística / integrativa  implica una relación significativa que reconoce las diversas dimensiones de la persona, tomando conciencia de las mismas, de cómo estas afectan, el impacto que hay en cada una de ellas, de la interacción que hay entre las diversas dimensiones. Para mí, una mirada amorosa que reconoce todas las partes, fue lo que me permitió a mi reconocer mi propia fragmentación para integrarme, por ello, la he acogido tanto en mi vida personal como en el proceso de acompañamiento.

Cada una de las dimensiones que trabajamos en el acompañamiento son importantes, ninguna es más que la otra, pues todas hacen parte de ti como persona.

Dimensión intelectual

Hace referencia a la capacidad de comprenderte a ti mismo y al mundo que te rodea. Los conocimientos, los conceptos, las ideas, la capacidad de razonamiento y reflexión. Aunque inicialmente todo traspasa el cuerpo, es importante la elaboración cognitiva que puedas pueda hacer  de lo que estas viviendo, los significados que le das a tus experiencias.

Dimensión corporal

Elemento esencial de la persona que no se reduce a ser un instrumento, el cuerpo es incluso un lenguaje, una expresión, una comunicación. “El cuerpo grita lo que la boca calla”

En este sentido, el acompañamiento  lleva a no sólo a  conectar con lo que dices, sino cómo ello resuena ( se siente) en tu cuerpo.

La dimensión emotiva

Hace referencia los sentimientos que tanto tú como yo tenemos sobre la experiencia. Esta dimensión busca llevarte a la integración de sentimientos,  comprender el sufrimiento, el dolor físico, psicológico, emocional, moral que vives en medio de la experiencia. Poder verbalizar, poner nombre, dejar salir, soltar.

Acompañar las emociones requiere de mi parte un trabajo  previo  respecto a mis propias emociones, de mi sentir, de mis experiencias, de mis dolores, duelos, perdidas. Así como estar en constante trabajo personal para poder acompañarte de la mejor forma. 

Creo en el valor de alimentarme y sanarme para poder acompañar en la sanación de otros.

 

El objetivo es poder dar nombre a lo que se siente, aceptar, permitir que habite en la ti  para transformarlo.

La dimensión social

Es importante identificar cómo se encuentra esta dimensión, tu tejido relacional, social  y de ayuda que te permite cultivar y sostenerte. La dimensión social adquiere una función simbólica, orientadora y de  intermediación.  En este sentido, es esencial  reconocer los diferentes roles que vives, para saber si estas integrado, aceptado, excluido.

La dimensión espiritual – religiosa

Es importante distinguir entre la dimensión espiritual y religiosa, que aunque se encuentran íntimamente relacionadas no es lo mismo. La dimensión espiritual es mucho más amplia, abarcando de valores de la pregunta por el sentido último de la existencia. Desde la perspectiva de trabajo  transpersonal es esencial que esta dimensión sea reconocida en su justa medida, planteando preguntas y aprendiendo a convivir con ellas en medio del acompañamiento.

 

Podría resumir diciendo que  se trata de un camino de crecimiento y maduración que hacen parte de un acompañar centrado en toda la persona, no en un problema. Cuando ocurre un evento traumático, es todo el sistema el que se resiente, no sólo una dimensión.

En este sentido, uno de los grandes trabajos desde mi papel de acompañante, es ayudarte a comprender o a reconocer todas tus dimensiones, hacer una  consideración global  de tu experiencia, el síntoma,  sostenerte en momentos de crisis, ayudarte a salir de tu estado de angustia, ayudarte a superar la culpa y potenciar cada una de tus áreas ,para salir del momento por el que está pasando.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: