Un poco de mi caminar

Soy Alejandra León

Psicóloga – Terapeuta Holística

Facilitadora y Formadora en el área de Liderazgo y desarrollo Personal

 

 

Nací en uno de los barrios más humildes de Bogotá, en medio de pobreza, calles sin asfaltar,  agua a través de tuberías que colgaban, niños en la calle, marginación y violencia.

 

Alejandra León Infancia - Se puede

Soy la menor de 6 hermanos vivos,  hija  de Graciela, una mujer que quedo  huérfana a los 8 años víctima  de la violencia. Un mujer con una capacidad curativa, intuitiva, mágica,  creativa y de rebusque que marcó mi vida. y Eduardo un hombre noble, de quien aprendí la pasión por la lectura, saber de aquí y de allá, la capacidad de creer en algo más grande, mis primeros pinos espirituales, la entrega a la gente y  el amor por las personas.

Mis primeros recuerdos amorosos vienen cortejados de tardes en las que acompañaba a mi madre, quien daba clases modistería a grupos de mujeres de todas las edades. Allí estaba yo entre tiza, reglas, papel y retazos con los que me divertía cosiendo y dando formas a mis pequeñas creaciones. Y a la vez, escuchaba como mi madre guiaba y acompañaba a cientos de mujeres que participaban en sus cursos. La clase de modistería era un rculo de mujeres que aprendían, compartían sus alegrías, sus vivencias, se escuchaban unas a otras y creaban para ellas  una nueva realidad.

Hoy creo que escuchar tantas historias mientras se cosía, me llevaron a una necesidad personal de trabajar por y para las mujeres desde una perspectiva sanadora, en la que se cosen emociones, se tejen recuerdos y se bordan ilusiones para una nueva forma de  vida.

Descubrí mis dones  de canalización  y sanación  desde muy pequeña. A los seis años de edad, ya percibía claramente el mundo sutil y escuchaba a los seres  que rondaban buscando transitar, así como los seres de luz. Tuve la suerte de crecer en una familia de origen indígena, en la que las visiones, las yerbas, los ungüentos, la sanación hacían parte de la vida de mi mi madre, mi abuela, y mi bisabuela, a quienes debo la herencia de Sanar y canalizar. Así que cuando dije en casa que veía y escuchaba, no  fue una sorpresa; en este sentido, fue asumido con total amor y comprensión. Desde entonces, soy la “bruji” de la familia.

Con el tiempo  comprendí que estaba en contacto con un universo superior que me guía y me asiste para cumplir la misión de amor y servicio, siguiendo el linaje familiar que recibí  y que acordé antes de nacer.

Al ir creciendo, se ampliaron aún más mis sentidos espirituales de clarividente y clariaudiente. Así en mi adolescencia, recibía mensajes de los seres de luz, a través de lo que se denomina escritura automática y las visiones, algo que se ha ido perfeccionando con el paso del tiempo. Cartas, ángeles, runas y piedras empezaron a dar sentido a mi vida.

A pesar de vivir en  medio de la pobreza,  el alcoholismo de mi padre, los robos, la escasez profunda, la hostilidad que rodeaba mi espíritu infantil, yo tenía un guion de vida y una necesidad imperiosa de salir de allí. Tuve la suerte de estudiar becada durante toda mi vida (hasta hace muy poco, que pague mi primer formación). Así, que el estudio y el deseo de cambio  han sido mi motor, mi fuente y uno de los pilares de mi vida.

Desde pequeña ha estado acompañada por seres especiales y grandes maestros quienes han contribuido en mi desarrollo espiritual y mi vocación sanadora, orientadora y terapeútica.  En mi pre-adolesencia, la vida puso en mi camino a un sacerdote que comprendía mi dolor, me ayudo a ver  mi sombra, mi miedo, a aceptar mi intuición, ACEPTARME, pero sobre todo, me enseño a crear mi proyecto de vida, a soñar y hacer realidad los sueños.

Así que tras caminar por varios grupos, intentar ser religiosa,  buscar y buscar.. vino a mi vida la necesidad de comprender y dar sentido a la escucha y sanación del ser humano, así que decidí estudiar Psicología,  formación que me ha dado algunas bases, pero con la que me he peleado, he resentido, ignorado, reconciliado, y finalmente aceptado como parte de un caminar que era necesario.

En el año 2001, mi primer amor me lleva a Viajar a  México a continuar mis estudios en la Ibero de León. Esta experiencia ha marcado un antes y un después en mi vida, un Re-encuentro con mi esencia, con mis miedos más profundos, con el amor, el desamor, la magia y la sanación en todo su esplendor.

Mexico es el inicio de una nueva etapa en mi vida , de una nueva historia que se escribe día a día desde una visión diferente.

 

Un nuevo destino

Sanación Intuitiva Madrid

 

En el 2006 llegué a España con una mochila cargada de ilusión, unas cuantas piezas de expectativa, unos kilos de miedo y una  mezcla de emociones  que me traían al lugar donde siempre había querido vivir.

He tenido enseñanzas asombrosas. Humildad, diría la primera; encuentros mágicos, maestros y maestras de vida. Aquí  he podido crecer, aprender, llorar, sentirme sola y con ganas de dejarlo todo y regresar a mi tierra, integrarme, construir mis bases, expandir mi trabajo, viajar, conocer, engordar, caer, levantarme. Reinventarme.

Muchos aspectos de mí que no imaginaba, ni de lejos cuando era niña, han salido a la luz, permitiéndome brillar de mil formas en una tierra lejana a ese lugar que me vio nacer.

La rueda del tiempo avanza y con ella, cada año el ciclo de cultivo, riego, espera a recoger la cosecha se convierte en un flujo constante de energía, de vida. Y con cada giro, voy formándome y adquiriendo  herramientas que se integran con mis dos universos y que me permiten  hoy acompañar desde una mirada holística, respetuosa y amorosa.

 

Algunas de las herramientas de mi mochila

En el 2001 México,  tuve la oportunidad  de trabajar  de la Mano de Lucero Rakasa las Constelaciones Familiares; al igual que aprender  las bases del  Enneagrama.

En el 2003 realizo mi primer taller de Runas con María Piedad Consuegra, descubriendo en las piedras todo un mundo de posibilidades para el trabajo terapéutico.

En el 2006 Hago realidad un  sueño de mi infancia, Viajar a  Paris. Mi corazón saltó de emoción y mi alma empezó a recordar; así que fue una puerta nueva a descubrir dones y potencialidades que habia sentido, pero que quizá no sabía usar.

Y desde entonces mi camino me ha llevado formarme desde una perspectiva humanista, sistémica e integradora del ser: Reiki,  coaching, PNL, terapia con cristales,  Chamanismo esencial, Terapia Regresiva y renacimiento.

En el 2011 viajo por el Tarot y la psicología de los arquetipos, a la luz del camino del héroe y mis propios procesos psicoespirituales.

En el 2012  el chamanismo me llama y hago la formación  Psicología Transpersonal y Pneuma System.

En 2014   formación como consejera en Descodificación Biológica  con Christian Flèche.

En 2016 Master en  Psicología Transpersonal con Marly Kuenerz.

En 2016  la formación en Counselling.

Y día a día sigo en este proceso de crecer y conectar con la esencia divina

 

Gracias

…por acercarte, por leerme y por permitirle a tu ser que vibre, que conecte, que sueñe y que crea que se puede vivir de un modo diferente.

 

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: