Archivo del sitio

Estoy agotada!

Alejandra León Psicologia

 

Acabo de leer una frase que me hizo pensar en el cansancio, y ese afán que llevamos encima de llegar a todo y estar en todo.

Una incapacidad casi rotunda a a decir NO.
Yo estuve en un momento de mi vida así, cansada, sin tiempo, casi casi repitiendo el modelo establecido.
Trabajar el día, trabajar en casa, trabajar fines de semana… Desconectaba la compu de un lado para llegar a conectarla en casa… parecía que era ese modelo de mujer de éxito que se extiende cuando se tiene 20 años.

Y para qué?

Para terminar cansada!
No solo mi cuerpo,
En ocasiones tuve la sensación de que mi alma estaba igual de agotada.

Hasta que ese cansancio tomo forma de síntoma y me paralizó.

Esa fue la forma de comprender que mi “libertad” fue a la vez mi mayor cárcel.
La mujer que luchaba por tiempo, pero que se quedó sin tiempo.

Lo escucho a diario,
¡estoy agotada!
¡no llego!
¡necesito parar, pero no puedo!

Deja que te diga una cosa.
Claro que puede,
Claro que necesitas aprende a decir NO,
A cambiar prioridades… O a descubrir cuáles son las tuyas.
Puedes empezar a soltar, delegar, abandonar.
Es permitido y Sano.

También te digo,
Ello no siempre sienta bien afuera, en el exterior. Pero tú cuerpo y tu alma lo agradecerán cuando te tomes en serio el asunto de poder darte TU tiempo.

www.alejandraleon.com

Anuncios

Cuál es el papel de la crisis en tu vida?

Un post de  Alejandra León 

Crisis

Agotamiento

Control

 

 

Vivir nuestras vidas como en continua crisis  puede ser muy agotador.

Sin embrago, el hecho es que muchas de nosotras vivimos de crisis en crisis!

Estamos tan acostumbradas a las crisis, a los plazos, a los límites que casi nos sentimos perdidas cuando no entramos en esa energía, cuando no hay un fuego que apagar

 Hay una parte interna acostumbrada a apagar todos los incendios que hay alrededor, y de hecho, se nos ha educado a muchas para obtener la “medallita” del logro cuando apagamos la crisis del otro, hacemos lo que al otro le corresponde, nos responsabilizamos del otro, somos la fuente de seguridad (emocional, económica, sexual y vital del otro)…

 La crisis nos da de algún modo Identidad, nos alimenta, nos permite SER y tener la sensación de  tener todo bajo un aparente control.

 Sin embargo,

es necesario preguntarnos si todas estas crisis son realmente necesarias  en nuestra vida o,  si nos podemos plantear otra forma de vivir, quizá de  un modo menos desgastante.

Ello implica soltar el control

Delegar

Dejar que el otro haga,

En ocasiones permitir que el otro crezca.

Soltar,

Y a la vez…

Tomar para nosotras,

Nuestra vida.

En consulta  me suelen preguntar, y eso cómo lo hago?

 La Respuesta,

No hay una única respuesta,

No hay un recetario,

Tu eres la única qué sabe cómo hacerlo.

Mi propuesta

Paso a paso:

  • Observa tu historia
  • Observa tus aprendizajes y modelos repetidos
  • Toma conciencia de para qué asumes el control?
  • Cuáles son los beneficios secundarios de estar “apagando fuegos”
  • Cuáles es el papel que juega la CRISIS en tu vida?

 Una vez empieces a indagar con amor y comprensión  tu vida,

Puedes ir colocando las piezas de tu puzle interno.

Y

Asumir,

Aquí y ahora,

Qué quieres hacer…

Qué quieres soltar

Qué quieres traer a tu vida.

 

 

Recuerda: Estas viviendo un proceso de cambio y  necesitas una guía, una mano amiga que te ayude a mejorar tu vida de pareja, bienestar y  salud emocional, no  dudes en ponerte en contacto.
Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios aquí

 

 

Taller Nutriendo a tu niño interior

sanacion-del-nino-interior-alejandra-leon

Puede que no todos hayamos experimentado un trauma o dificultades extremas, pero todos hemos experimentado malestar, miedo, dolor o daño en  mayor o menor grado. A menudo, estos dolores pasados se reflejan en nuestras circunstancias de vida actuales.

Ese ataque de depresión repentino, la ansiedad, los sentimientos de pánico, los pensamientos críticos, el lenguaje interior, los miedos a empezar algo,  problemas con la comida, el no poder disfrutar, entre otros. Todos  ellos están alojados en nuestro niño interior, porque esa parte de nuestra vida está allí, doliendo.. . no se ha curado y  quiere que tu lo sepas.

Quizá lo que aprendimos de niños fue  a esconder nuestras emociones, a limitarlas, a olvidarlas, hacer que no pasada nada y seguir. Muchos de estas emociones han estado viviendo con nosotros, las hemos guardado, las hemos protegido, pero con el tiempo se manifiestan de mil formas: comportamientos, síntomas, enfermedades, cambios de humor constante rabia, el miedo, la auto-sabotaje  y muchas formas más.

Se trata de un  Taller vivencial emocional dedicado a  encontrarte, sanar y reconciliar con tu niño.Es un viaje a la infancia, centrados en el aquí y el ahora;  desde el adulto que quiere sanar su bienestar emocional.

Recuerda que volver a establecer una relación con nuestro niño desde el amor y la comprensión es la mejor forma de sanar nuestra autoestima.

En este taller vamos a crear oportunidades para:

  •  Compartir y contar nuestras propias historias en un entorno seguro
  • Reconocer creencias fundamentales que nos impiden avanzar.
  • Movemos a través de nuestro miedo.
  • Aprender técnicas para liberar de forma segura nuestra ira y la tristeza.
  • Aceptar el  derecho a abrazar a todos nuestros sentimientos.
  • Nutrir y tranquilizar a nuestro niño interior.
  • Encontrar maneras de acceder a nuestros propios recursos internos.
  • Crear nuevas imágenes, curativas de nuestras familias.
  • La experiencia de los niveles profundos de amor y compasión por nosotros mismos y algo más… seguro

 

Detalles prácticos

 

Sábado 5 Noviembre en Madrid – Capital

Horario: 10:00 a 19:00 horas

Cupo limitado (15 personas)

Inversión 80€

 

Información e inscripciones  psycho.holistic@gmail.com – 610 95 78 40

Descodificar el sobre peso

¿Eres adicta al trabajo?

10 tipos de relaciones tóxicas, ¿Te identificas con alguna?

10 tipos de relaciones tóxicas que debes evitar.

Claro esto no ocurre únicamente cuando estamos en pareja, pues también nos pasa con familia y amigos. Las  relaciones tóxicas son algo en lo que nos podemos encontrar inmersos en cualquier momento de nuestra vida, es más frecuente de lo que imaginamos; de hecho, puedes estar viviendo una relación tóxica y no te estés dando cuenta.

En este vídeo quiero presentarte 10 tipos de relaciones tóxicas que son muy frecuentes.

Te invito a escuchar el vídeo,  observar si  te identificas con alguna de ellas, tomar lápiz y papel, escribir e ir tomando conciencia. Puede que la situación se esté dando en tu entorno íntimo de pareja, en tu entorno familiar o en tu entorno laboral. Haz un breve chequeo de cómo te encuentras en cada una de ellas y así podrás tener un “diagnóstico inicial”.

Si hay algún rasgo que se repita, un  área en el que ocurra una y otra vez, te invito a pensarte, a profundizar en ello.

Aquí te dejo algunas preguntas para la reflexión

  • Para qué aceptas esa relación?
  • Cuáles son los motivos que te llevan a permanecer allí?
  • ¿Cuáles son las consecuencias para ti, tiene coste – beneficio (usualmente enmascarado).

 

Espero que esta información te haya sido útil.

Recuerda: Estas viviendo un proceso de cambio y  necesitas una guía, una mano amiga que te ayude a mejorar tu vida de pareja, bienestar y  salud emocional, no  dudes en ponerte en contacto.

Alejandraleon.com

@psico_alejaleon

Recuerda, puedes escuchar mis audios / postcast aqui

 

 

¿Qué es dejar ir?

¿Qué es dejar ir?

Dejar ir es como el cese repentino de una presión interna o la caída de un peso. Se acompaña de una repentina sensación de alivio y ligereza, y el incremento de la felicidad y la libertad. Se trata de un mecanismo real de la mente y todo el mundo lo ha experimentado en alguna ocasión. Un buen ejemplo es el siguiente. Estás en medio de una intensa discusión; estás enfadado y molesto, cuando de repente ves que todo es absurdo y ridículo. Y empiezas a reír. La presión se alivia. De la ira, el miedo y la sensación de sentirte atrapado de repente te sientes libre y feliz. Piensa en lo maravilloso que sería poder hacer eso en todo momento, en cualquier lugar, y en cualquier situación. Que pudieras sentirte siempre libre y feliz y nunca ser acorralado por tus sentimientos enfrentados.

De esto trata toda la técnica: dejar ir consciente y frecuentemente a voluntad. Entonces estás a cargo de lo que sientes, y ya no estás a merced del mundo y de tus reacciones hacia el. Ya no eres la víctima. Esto es emplear la enseñanza básica de Buda, que elimina la presión de la reactividad involuntaria.

Llevamos con nosotros un enorme almacén de sentimientos negativos acumulados, actitudes y creencias. La presión acumulada nos hace miserables y es la base de muchas de nuestras enfermedades y problemas. Estamos resignados a ello y lo explicamos como la “condición humana”. Tratamos de escapar de ella de mil maneras. La vida humana media se emplea en tratar de evitar y huir de la confusión interior del miedo y la amenaza de la miseria. La autoestima de todos está constantemente amenazada tanto desde dentro como desde fuera. Si echamos un vistazo a la vida humana, vemos que es esencialmente una larga lucha elaborada para escapar de nuestros miedos internos y las expectativas que han sido proyectadas sobre el mundo. Se intercalan periodos de celebración cuando hemos escapado momentáneamente de los miedos internos, pero los miedos siguen ahí esperándonos. Nos hemos vuelto temerosos de nuestros sentimientos internos porque tienen tal enorme cantidad de negatividad que tememos quedar sobrepasados si realizamos una observación más profunda. Tenemos miedo de estos sentimientos porque no tenemos ningún mecanismo consciente con el que manejar los sentimientos cuando provienen del interior de nosotros mismos. Debido a que tenemos miedo a enfrentarnos a ellos, continúan acumulándose y, finalmente, en secreto empezamos a buscar como adelantar la muerte para que todo el dolor termine. No son los pensamientos o los hechos los son dolorosos, sino los sentimientos que los acompañan. Los pensamientos en y por sí mismos no son dolorosos, ¡sino los sentimientos que subyacen en ellos! Es la presión acumulada de los sentimientos la que provoca los pensamientos. Un sentimiento, por ejemplo, puede crear literalmente miles de pensamientos durante un tiempo. Si pudiéramos entregar la sensación de dolor subyacente, todos esos pensamientos desaparecerían al instante y nos olvidaríamos del suceso.

El dejar ir implica ser consciente de un sentimiento, dejarlo crecer, estar con el, y dejar que siga su curso sin querer que sea diferente o hacer nada en relación a el. Significa simplemente dejar que el sentimiento esté ahí y centrarse en dejar escapar la energía tras él. El primer paso es permitirte a ti mismo tener la sensación sin resistirla, airearla, temerla, condenarla, o moralizar sobre ella. Significa abandonar el juicio y ver que es solo una sensación. La técnica consiste en estar con una sensación y entregar todos los esfuerzos por modificarla de alguna manera. Dejamos de querer resistir la sensación. Es la resistencia la que mantiene activa la sensación. Cuando renuncias a resistir o tratar de modificar la sensación, cambiará a un nuevo sentimiento que será acompañado de una sensación más ligera. Una sensación que no es resistida desaparecerá a medida que la energía tras ella se disipe.

Framento del libro Dejar Ir de David Hawkings

A %d blogueros les gusta esto: