Archivo del sitio

Buscando el sentido de tu vida

 

Un post de Alejandra León

Llevamos los primeros 11 días del nuevo año, seguramente  lleno de nuevos propósitos.

Lo vemos en la TV, yo misma he estado hablando de ello en los últimos post.

Muchos de nuestros propósitos  surgen espontáneamente de un día para otro; otros los hemos ido  pensando y rumiando con el tiempo..

Puede que estés en un momento de propósitos y cambios personales significativos, como cambiar de carrera, de trabajo, o incluso algunos  de ellos sean más pequeños o cotidianos,  hacer un nuevo viaje, plantearte un cambio de hábito, visitar más a tu familia, hacer algo en mayor o menor proporción.

Todo esto esta genial,

Ahora,

Te invito a pensar el por qué, pero sobre todo el Para qué lo quieres hacer.

Si encuentras un motivo profundo de para qué quieres hacer algo, éste se convierte en el motor y te ayuda a movilizar, te compromete desde lo profundo, no desde lo pasajero.

Ello además te permitirá  conectar desde tu fuente divina de inspiración, aquello que realmente habita en tu corazón y moviliza tu alma.

Realizar esta pregunta en nuestra práctica cotidiana nos ayuda  a no  engañarnos a nosotros mismos, ni buscar bienestar a largo plazo en una emoción o sensación efímera.

Espero esta inspiración te ayude en el camino.

Que tengas un hermoso día,

 

 

Gracias por leerme y compartir.

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook

 

Anuncios

¿Cómo hacer mi balance personal de fin de año?

Sanando mi relación con el dinero

Cómo hacer una pausa consciente al final del Día?

Un post de  Alejandra León 

 

Mindfulness al final del día

Una manera de evaluar de forma práctica, de constatar  nuestro progreso emocional – de silencio y crecimiento, es darnos un tiempo para nosotras mismos al final del día. Tomarnos unos 10 minutos y sentarnos en soledad y silencio para revisar el día.

No se trata únicamente de  hacer un balance   para enjuiciar lo bueno y lo malo. Tampoco  se trata de compararse con un modelo imaginario de perfección que sólo sirve para frustrarse y desanimarse.

Se trata de un espacio de intimidad contigo mismo, con tu ser superior, con los otros, con lo que te rodea.

Así tomo conciencia de mis SER.

 

 

¿Qué sucedió desde el momento de despertarnos hasta ahora?

Un recorrido por el mundo de tus sentimientos – pensamientos y acciones.

Tres pasos

Agradecer

  • Tranquilizarse y ponerse en la presencia de tu ser superior
  • Revivir el día sin emitir juicio: con quién estuve, qué hice, qué dije, qué me dijeron.
  • Tomar consciencia tus  sentimientos: cuál ha sido tu estado de ánimo, qué te molestó, qué te dio alegría, etc.
  • Agradece. Hay algo para añadir a tu frasco de gratitud?

 

Tomar conciencia

  • Identifica como ha estado tu coherencia (sentimiento – pensamiento – acción)
  • Cuáles han sido esos comportamientos que han herido tu ser o el de otras personas.
  • Acepta las cosas, personas y situaciones que vinieron a tu vida, con lo que cada una de ellas ha dejado.
  • ¿Necesitas soltar algo?
  • Si pudieras cambiar aquello que hoy te “molesto” de ti mismo, qué sería? ¿Cómo podrías mejorarlo?

 

Renovación

  • Acto de confianza en el universo
  • Permítete dejar todo aquello que no necesitas y abre tu alma y corazón a recibir todo lo bueno
  • Da entrada a tu compromiso personal para el día siguiente.
  • Mira hacia el mañana y, planea concretamente cómo vas a vivirlo en consonancia con tu ser.

 

 

La invitación

Observarnos a nosotros mismos desde la perspectiva del observador desapegado y preguntarnos si hubiera sido posible otra manera mejor de responder ante determinada situación, o hubiéramos podido elegir mejores palabras.

Mi recomendación

Anotar en un diario aquello que consideremos relevantes y útil al hacer este proceso de auto-observación.

A medida que hacemos este proceso, podrás identificar  ciertos patrones o  rasgo personales, muchas veces aprendidos en nuestra infancia, otros asumidos a modo de “supervivencia”.  Hay patrones y rasgos positivos, pero también patrones negativos, que influyen y tienen mucho que ver con los diferentes conflictos, problemas o complicaciones que se presentan en nuestra vida cotidiana.

Identificar claramente tus patrones te ayudará a tomar conciencia para  liberarlos, conseguir mayor armonía, plenitud y satisfacción en tu vida.

 

Agradezco todo el compartir que puedas hacer de él, tu experiencia al escuchar los audios, tu sentir con los ejercicios y todo aquello que quieras compartir.

 Un regalo lleno de cariño, espero lo  DISFRUTES Y te sumerjas en el mundo de tu propia sanación, relacionándote desde un lugar diferente contigo misma, con lo que te rodea y con la vida.

Espero que esta información te haya sido útil, y si quieres trabajar tus emociones y creencias. Mejorar tu vida de pareja, bienestar y salud emocional, no dudes en ponerte en contacto.

Gracias por leerme y compartir,

Sígueme a través de mis redes sociales

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios / videos  aquí

Cómo cerrar el año y enfocar tus objetivos

10 ideas para iniciar el cambio

12 pasos para alcanzar tus metas personales

Un post de Alejandra León

 

Ya han pasado las fiestas de navidad, fin de año y en este lugar del mundo, aún nos queda reyes. Sin embrago, estoy segura que muchos de  nosotros  estamos trabajando en nuestros sueños, objetivos y deseos personales. Si aún no los has hecho, empieza ahora.

Pero cómo alcanzar nuestras metas y no morir en el intento. Aquí tienes 12 claves que pueden ayudarte.

 

 1. ¿Cuál es mi estado actual?

Antes de marcarte cualquier objetivo, deberías hacerte siempre esta pregunta.

En todo proceso de desarrollo personal para alcanzar una meta es importante contar con una referencia desde la cual poder trazar una dirección a seguir y evaluar los avances que vas alcanzando más adelante.

2. ¿Qué es más importante para mí?

Muchas veces se nos olvida que todos tenemos unos valores y que estos valores pueden estar en contraposición con los objetivos que nos hemos marcado.

Por ejemplo, si quieres ganar más dinero y eso te implica trabajar doce horas al día, y para ti lo más importante en la vida es tu familia, seguramente entrarás en un conflicto interior.

Por ello es importante que antes de definir tus objetivos tengas muy clara la lista de tus valores personales como amor, salud, amistad, sinceridad-; ellos son la base de tu vida, para mí son como los pilares de una casa.

Prepara una lista con al menos los diez valores más importantes para ti,  puntúalos y  ordénalos por prioridad.

3. ¿Qué es lo que deseo conseguir ?

Esta pregunta te hará reflexionar sobre las metas que deseas alcanzar, y hacia dónde has de dirigir tus pasos..

Tus objetivos han de estar expresados en forma positiva y específica. Has de definirlos en términos de lo que quieres, no de lo que no quieres. Ayuda mucho el concretar cuándo, dónde y con quién lo quieres, y cuando, donde y con quién no lo quieres.

Recuerda,  tus objetivos  deben estar alineados con tus principales valores, sino acabarás saboteándote a ti mismo,  ya que recuerda que para ti no hay nada más importante que tus valores.

Importante,  céntrate en 2 o 3 objetivos importantes, más podrían hacerte perder fuerza y motivación.

 4. ¿cómo sabré que lo he alcanzado?

Has de conocer cómo te darás cuenta que has alcanzado tus objetivos, qué verás, escucharás, te dirás o sentirás , qué percibirán los demás.

Define las evidencias sensoriales de cómo sabrás que lo has alcanzado, te ayudará a concretar cuando has llegado definitivamente a tu meta.

5. ¿Depende sólo de mí?

Los objetivos que dependen únicamente de nuestros actos y decisiones estarán bajo nuestro control. Recuerda que hay objetivos que no depende n de nosotros al 100%

Céntrate en objetivos que estén en tus manos, y sino al menos redefine el objetivo en función de lo que tú puedes hacer.

 6. ¿Con qué recursos cuento?

Elabora una lista de los recursos y herramientas con los que cuentas para alcanzar tus objetivos. Pueden ser  recursos propios: tus conocimientos, constancia, motivación, perseverancia;  o externos como familiares, amigos, redes, networking, etc.

Así cuando necesites ayuda conocerás todas las herramientas de las que dispones.

 7. ¿cuáles son mis limitaciones?

Haz una lista de aquello que puede limitarte para  alcanzar tus objetivos. Pueden ser factores externos como dinero, coche, trabajo, amigos o internos como tus miedos o creencias limitadoras. una vez tengas presente esas limitaciones, hay que iniciar el plan de acción para menguarlas y trabajar en ellas.

8. Es ecológico.

A la hora de definir un objetivo si es ecológico para el entorno y para nosotros mismos. Ecológico en el sentido de cómo va a afectarte o beneficiarte a ti, a tu familia, trabajo, relaciones. Es decir, qué impacto tiene en mí y en los que me rodean.

 9. ¿Qué beneficios obtengo de mantener mi situación?

Aunque parezca extraño, muchas veces mantenemos nuestro estado presente porque existe algún  beneficio secundario. Por ejemplo una persona mayor puede preferir seguir enferma para recibir cariño que tratar de sanarse.

Por tanto pregúntate qué beneficios obtienes de tu situación actual, si perderás algo y si estás dispuesto a perderlo.

10. ¿Qué pasos voy a dar para alcanzar mis objetivos?

Está claro que si no ponemos de nuestra parte no vamos a lograr alcanzar nuestras metas, por tanto has de trazar un plan de acción.

Una buena forma es empezar con un  calendario ha de ser lo más detallado posible, has de definir cada paso, cuando lo vas a dar, donde lo vas a realizar, con quién lo vas a realizar, de tal manera que te servirá de referencia como camino a seguir.

 

11. Momento de ponerlo en marcha

Pues ahora solo resta que te pongas en marcha, que realices los pasos que has planificado y que seas lo más fiel posible a tu plan de acción.

 

12.  ¿Voy bien? Mejoras en mi plan de acción

Tu plan de acción es solo eso, un plan, en todo momento puedes cambiarlo si lo crees conveniente. La vida es una caja de sorpresas y te pone continuamente a prueba para que saques lo mejor de ti mismo.

Un recurso esencial  que te puede ayudar en todo el camino es: al principio de todo el proceso cerrar los ojos e imaginarse como si ya hubieras conseguido tus objetivos. Visualizar es clave en este proceso. Vívelo con total intensidad, hazte consciente de lo que estás sintiendo, escuchando, viendo, oyendo. Guárdate esos recuerdos construidos, pues te servirán como refuerzo en esos momentos en los que te sientas bloqueado.

Recuerda: Si te centras en algo lo conseguirás. Los límites solo los pones tú.

Y tú ¿qué otros  añadirías a la lista para alcanzar tus objetivos?

 

 

Si te te vienen a la cabeza más consejos y recomendaciones para alcanzar las metas personales, ¡compártelos!

 

Espero que esta información te haya sido útil.

Recuerda: Estas viviendo un proceso de cambio y  necesitas una guía, una mano amiga que te ayudea mejorar tu vida, bienestar y  salud emocional, no  dudes en ponerte en contacto.

Gracias por leerme y compartir.

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook

 

Basado en el texto de pixel factory

A %d blogueros les gusta esto: