Asumiendo responsabilidades

LOS PROBLEMAS DE MI MADRE Había estado adelgazando peligrosamente y estaba deprimiéndose. Era irritable, gruñona y amargada. Hasta que un día, de pronto, ella cambió. La situación estaba igual, pero ella era distinta. “Viejita -dijo mi padre- llevo tres meses buscando trabajo y no he encontrado nada, voy a echarme unas chelas con los amigos.”Sigue leyendo “Asumiendo responsabilidades”