Archivo del sitio

Cómo dar el regalo perfecto?

aprender a recibir regalosEsta mañana en el programa del viernes hablábamos de los regalos y la importancia que tienen en nuestra vida.

Ya que se aproxima la navidad, una fecha para muchos de nosotros especial, quisimos tocar el tema y por ello lo traigo aquí.

Estamos acostumbrados a recibir todo tipo de regalos, sin duda hay algunos que nos agradan más que otros, algunos incluso nos llevan a esas emociones primarias que conectan con la frustración, con la decepción frente a la expectativa.

Quizá más que el objeto en sí mismo, un regalo nos recuerda el la sensación de amor, de cuidado, atención, dedicación. Detrás de un regalo hay un “entramado” de emociones.
Claro otra cosa es cuando se trata de un Bono regalo… Personalmente, no me gustan. Aquello que a primera vista puede parecer práctico, no siempre cumple su objetivo.

Es muy difícil que alguien, al abrir un regalo y encontrarse con un cheque / bono regalo se emocione, ya que es un regalo que esconde de algún modo una falta de interés; en general, todos justificamos esa pereza o desinterés con una falta de tiempo.

“Romperse la cabeza” para averiguar qué le puede gustar al otro es, en el fondo, muy reconfortante para el que lo recibe. Igual que el cuidado y la atención que ponemos al momento de entregarlo.

Cuando ninguno de estos ingredientes aparece en el menú, quitamos emoción, encanto, magia, esa que nos ilusionaba como cuando éramos niños y esperábamos a santa aparecer por la ventana.

¿Qué opinas?

www.alejandraleon.com

Anuncios

Balance de fin de año: Un encuentro contigo misma

feliz-navidad-alejandra-leon-2017

Mientras te escribo estas líneas la llegada del invierno asoma en mi ventana, en esta parte del hemisferio.

Celebramos Yule, Alban Arthan, la Saturnalia, solsticio de invierno, Navidad… La noche más larga del año nos recuerda que de la oscuridad nace lo nuevo. Es un período de descanso y renovación esencial en el ciclo de la vida. “El sol se para” y la tierra se prepara la su Renovación.

Es tiempo de cambio, un período privilegiado que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro.

Con esta intención, comparto  este ejercicio, coincidente con el Solsticio de invierno, que te ayudará  a poner  consciencia a tu vida en este momento iniciático en la rueda del año. Pasado, Presente, Futuro.

 

1. Haz memoria

Hacer memoria de lo que has vivido a lo largo del año, tus logros, aprendizajes.

Cuál fue tu punto de partida y a donde te encuentras ahora. No olvides mirar atrás  y ver con amor cada uno de tus pasos.
Celebra tus cambios,  éxitos y logros, los grandes y los muy pequeños.
Haz una lista de ellos, seguro descubrirás y encontraras muchos más de los que imaginabas.

  • ¿Qué cosas se habían “olvidado” y han aparecido vuelto a la memoria mientras hacías la lista?
  • Cuáles han sido los grandes hitos de tu año?
  • ¿Cuáles han sido los momentos más felices?
  • ¿Cuáles han sido las situaciones más difíciles a las que te has enfrentado en 2016?
  • ¿Qué has aprendido en ellas sobre ti mismo?
  • ¿Cuál ha sido tu mayor logro profesional o  personal este año?
  • Qué cualidades has desarrollado o encontrado en ti para conseguirlo?
  • ¿Qué te ha sorprendido de ti misma?
  • ¿Qué cosas nuevas has aprendido este año en general?
  • ¿Han aparecido nuevas personas  importantes para ti este año?
  • ¿De tu vida en el 2016, qué  te gustaría mantener para el próximo año?
  • ¿Qué quieres agradecer?
  • Qué te gustaría soltar?
  • Qué te gustaría cambiar?
  • Qué te gustaría transformar?
  • Qué estas dispuesta a recibir?

2. Agradece

Recuerda dar gracias por lo recibido y por todo lo bueno que vendrá. Despedir el año con gratitud también es un paso necesario para dar la Bienvenida al 2017

Qué cosas tienes para  agradecer hoy?

De qué cosas darías gracias el último mes?

De qué cosas darías gracias el último año?

3. Suelta

Revisa tu mochila emocional, recuerda que no  hace falta llevar exceso de equipaje: Creencias,  hábitos,  relaciones.

Respira y tómate una un tiempo  para soltar lo que ya no necesitas – emocional, física y mentalmente.

4. Transforma

Aprovecha la Navidad y su energía renovadora para pensar en aquellos aspectos de tu vida que necesitas transformar o mejorar. Es importante saber hacer un alto para reflexionar cómo nos encontramos en los diversos aspectos de nuestra vida (pareja, trabajo, amigos, familia, espiritualidad, diversión, etc.)

 

5. Ábrete a recibir

Preparar el futuro: Es el momento de dejar  volar nuestra imaginación para que el universo escuche nuestras peticiones, permitirnos alzar las manos, juguetear y  creer como niños que todo es posible, crear las infinititas posibilidades que nos puede dar la vida.
Mirando atrás, permítete ver aquello que queda pendiente, revisa tus objetivos para el nuevo año, escríbelos, dibújalos, compártelos.

Puedes seguir la siguiente meditación que te ayudará a enfocarte en ello.

Es tiempo  de crear, proyectar y visualizar

 

6. Proyecta y actúa

Crear un plan. Con una energía renovada, las pilas puestas y el corazón vibrante de esperanza, es el momento de lanzarte de establecer un plan para el 2017.

Acción. Aprovecha el inicio del nuevo año y lánzate a la aventura de lograr aquello que quieres para tu vida.

Quieres empezar el cambio de tu vida, es el momento perfecto.

Recuerda: Estas viviendo un proceso de cambio y  necesitas una guía, una mano amiga que te ayudea mejorar tu vida de pareja, bienestar y  salud emocional, no  dudes en ponerte en contacto.

Feliz Navidad y Amoroso 2017

Alejandra León

girnalda.png

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook

A %d blogueros les gusta esto: