Archivo del sitio

Claves para tener confianza

Inicia la conexión con tu ser interno

5 claves para el cambio

Estás frente a la “complicada” situación de querer cambiar de carrera o hacer un giro profesional o personal. Decimos “complicada” no porque sea difícil en realidad, sino porque muchas veces el miedo nos paraliza o nos hace pensar que es algo imposible o que puede irte “peor” de como te va actualmente.

Aquí tienes 5 claves que han sido esenciales para mí en mi propio proceso de Cambio. Quizá a ti te ayuden para reflexionar y animarte a dar ese paso que necesitas para tener la vida que deseas.

 

 

 

Gracias por leerme, escucharme  y compartir

Sígueme a través de mis redes sociales

Alejandraleon.com
@psico_alejaleon
Facebook
Recuerda, puedes escuchar mis audios / videos  aquí

Meditación para superar los miedos

 

Un post de Alejandra León

¿Sientes que a veces quieres hacer algo pero no te atreves?

¿Quieres hacer algo, la cabeza dice una cosa y el cuerpo otra.

El miedo nos altera física y emocionalmente.

Coarta nuestra libertad y nuestro crecimiento como personas. En ocasiones el miedo se convierte en una barrera entre nosotras y algo que deseamos.

 

Pero,

Cómo superar el miedo?

Todos sabemos que no existe una forma única o un recetario para hacer la poción mágica. Muchas lecturas, recomiendan enfrentar el miedo, sí, suena frio, pero quizá es la mejor forma de superarlo.

Ojo, no digo vencerlo! Ello implica en sí ya un desgaste enorme. Para tu inconsciente es como como  si fueras a una batalla sin armadura y expuesto a morir…

 

Pero podemos hacerlo de un modo diferente,

Afrontar el miedo de una forma “controlada”.

Afrontar la situación, la persona, aquello que nos aterroriza…poco a poco, en pequeñas cantidades, sabiendo que podemos salir de ella cuando no podamos más, con compañía… Sentir que podemos estar seguras.

 Hoy quiero proponerte un ejercicio  de meditación que te ayudará a afrontar esos miedos, es una perspectiva energética y a la vez de visualización, una de las mejores herramientas con las que contamos  para poder crear y recrear situaciones.

Así como en ocasiones nos “armamos la película” con un guion fatídico, podemos hacer un nuevo guion que cambie la historia, las emociones, sensaciones en el cuerpo, e incluso el resultado final de la misma.

Recuerda,

Tu mente es muy poderosa, y puede ser una excelente aliada para ayudarte a vencer tus miedos.

Nota: Esta meditación ha sido compartida a través de Potencial México para la clase de Desarrollo de Habilidades directivas. Carrera de Desarrollo de Capital Humano, Universidad la Salle. León – Guanajuato – México.

Hace parte del curso de psicología de los chakras  que podrás encontrar aquí. Si no te has inscrito, puedes hacerlo ya.

Espero que esta información te haya sido útil.

Recuerda: Estas viviendo un proceso de cambio y  necesitas una guía, una mano amiga que te ayude a mejorar tu vida de pareja, bienestar y  salud emocional, no  dudes en ponerte en contacto.

Alejandraleon.com

Facebook

@psico_alejaleon

 

¿Qué es dejar ir?

¿Qué es dejar ir?

Dejar ir es como el cese repentino de una presión interna o la caída de un peso. Se acompaña de una repentina sensación de alivio y ligereza, y el incremento de la felicidad y la libertad. Se trata de un mecanismo real de la mente y todo el mundo lo ha experimentado en alguna ocasión. Un buen ejemplo es el siguiente. Estás en medio de una intensa discusión; estás enfadado y molesto, cuando de repente ves que todo es absurdo y ridículo. Y empiezas a reír. La presión se alivia. De la ira, el miedo y la sensación de sentirte atrapado de repente te sientes libre y feliz. Piensa en lo maravilloso que sería poder hacer eso en todo momento, en cualquier lugar, y en cualquier situación. Que pudieras sentirte siempre libre y feliz y nunca ser acorralado por tus sentimientos enfrentados.

De esto trata toda la técnica: dejar ir consciente y frecuentemente a voluntad. Entonces estás a cargo de lo que sientes, y ya no estás a merced del mundo y de tus reacciones hacia el. Ya no eres la víctima. Esto es emplear la enseñanza básica de Buda, que elimina la presión de la reactividad involuntaria.

Llevamos con nosotros un enorme almacén de sentimientos negativos acumulados, actitudes y creencias. La presión acumulada nos hace miserables y es la base de muchas de nuestras enfermedades y problemas. Estamos resignados a ello y lo explicamos como la “condición humana”. Tratamos de escapar de ella de mil maneras. La vida humana media se emplea en tratar de evitar y huir de la confusión interior del miedo y la amenaza de la miseria. La autoestima de todos está constantemente amenazada tanto desde dentro como desde fuera. Si echamos un vistazo a la vida humana, vemos que es esencialmente una larga lucha elaborada para escapar de nuestros miedos internos y las expectativas que han sido proyectadas sobre el mundo. Se intercalan periodos de celebración cuando hemos escapado momentáneamente de los miedos internos, pero los miedos siguen ahí esperándonos. Nos hemos vuelto temerosos de nuestros sentimientos internos porque tienen tal enorme cantidad de negatividad que tememos quedar sobrepasados si realizamos una observación más profunda. Tenemos miedo de estos sentimientos porque no tenemos ningún mecanismo consciente con el que manejar los sentimientos cuando provienen del interior de nosotros mismos. Debido a que tenemos miedo a enfrentarnos a ellos, continúan acumulándose y, finalmente, en secreto empezamos a buscar como adelantar la muerte para que todo el dolor termine. No son los pensamientos o los hechos los son dolorosos, sino los sentimientos que los acompañan. Los pensamientos en y por sí mismos no son dolorosos, ¡sino los sentimientos que subyacen en ellos! Es la presión acumulada de los sentimientos la que provoca los pensamientos. Un sentimiento, por ejemplo, puede crear literalmente miles de pensamientos durante un tiempo. Si pudiéramos entregar la sensación de dolor subyacente, todos esos pensamientos desaparecerían al instante y nos olvidaríamos del suceso.

El dejar ir implica ser consciente de un sentimiento, dejarlo crecer, estar con el, y dejar que siga su curso sin querer que sea diferente o hacer nada en relación a el. Significa simplemente dejar que el sentimiento esté ahí y centrarse en dejar escapar la energía tras él. El primer paso es permitirte a ti mismo tener la sensación sin resistirla, airearla, temerla, condenarla, o moralizar sobre ella. Significa abandonar el juicio y ver que es solo una sensación. La técnica consiste en estar con una sensación y entregar todos los esfuerzos por modificarla de alguna manera. Dejamos de querer resistir la sensación. Es la resistencia la que mantiene activa la sensación. Cuando renuncias a resistir o tratar de modificar la sensación, cambiará a un nuevo sentimiento que será acompañado de una sensación más ligera. Una sensación que no es resistida desaparecerá a medida que la energía tras ella se disipe.

Framento del libro Dejar Ir de David Hawkings

¿Procrastinar yo?

Nunca te olvides de tus amigas

A %d blogueros les gusta esto: